La Comisión Europea revela un plan de 500 millones de euros para fabricar munición

La UE planea impulsar la producción de munición para Ucrania y para los arsenales de los 27
La UE planea impulsar la producción de munición para Ucrania y para los arsenales de los 27 Derechos de autor Matt Rourke/ AP
Derechos de autor Matt Rourke/ AP
Por Jorge Liboreiro
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Además, el comisario de comercio interior Thierry Breton ha hablado de la necesidad de poner a la industria de defensa europea "en modo de guerra". Los países beneficiados serán aquellos capaces de producir los proyectiles pedidos por Ucrania, entre los que se encuentran España, Francia y Alemania.

PUBLICIDAD

La Comisión Europea ha dado a conocer este miércoles un plan de quinientos millones de euros para impulsar la industria de defensa europea y garantizar la entrega oportuna de municiones a Ucrania, una demanda urgente de Kiev, mientras se prepara para lanzar su anticipada contraofensiva contra las tropas invasoras rusas.

La iniciativa de Bruselas tiene como objetivo abordar los cuellos de botella y las deficiencias que obstaculizan la fabricación de proyectiles de artillería de calibre 155 mm, un tipo específico de arma utilizada por las Fuerzas Armadas de Ucrania que Bruselas prometió proporcionar en un plazo breve.

Los obstáculos actuales se derivan de la paz duradera que había disfrutado Europa desde el final de la Guerra Fría, lo que fomentó una sensación de placidez que redujo la capacidad de producción y dio lugar a poca inversión, baja demanda de las autoridades públicas, personal cualificado insuficiente, procesos lentos de permisos y falta de acceso a las materias primas.

La guerra de Ucrania acabó con la placidez europea

Todos estos problemas latentes quedaron abruptamente al descubierto con la invasión rusa de Ucrania, dejando a la Unión Europea atrapada entre las repetidas súplicas de apoyo militar de Kiev y la dura realidad económica sobre el terreno: las estimaciones actuales sugieren que la industria de defensa tarda hasta un año en entregar una orden presentada por un Gobierno.

Consciente de estos impedimentos, la Comisión ha preparado una dotación especial de quinientos millones de euros en fondos de la UE para hacer frente a un doble dilema: cómo acelerar la fabricación de las municiones que Ucrania necesita tan desesperadamente y cómo garantizar que los Estados miembro puedan reponer sus propios arsenales.

Economía de guerra

“El hecho es que esta es una guerra de alta intensidad que probablemente nadie pronosticó”, aseguraba Thierry Breton, comisario europeo para el mercado interior al anunciar la iniciativa.

"Es cierto que nos falta este tipo de munición para apoyar a Ucrania, pero en todas partes, no solo en Europa, también les falta a nuestros aliados, a Estados Unidos. Le falta todo el mundo".

Breton ha comentado que la invasión requería un "cambio de paradigma" para llevar a los 27 al "modo de economía de guerra" y aumentar rápidamente la producción de armas para cumplir con las expectativas a corto plazo de Kiev y los desafíos de seguridad a largo plazo de la UE.

"La arquitectura de seguridad de la Unión ha cambiado drásticamente desde la guerra rusa en Ucrania. Necesitamos tener esto en cuenta", dijo Breton.

"No podemos ser ingenuos. Esto es un hecho. Es nuestra responsabilidad asegurarnos de hacer todo lo posible para seguir protegiendo, juntos, a nuestros conciudadanos y luego adaptarnos a esta nueva realidad geopolítica".

Dinero procedente de dos programas

Los quinientos millones de euros procederán de dos programas distintos de la UE: 260 millones de euros del Fondo Europeo de Defensa (EDF) y 240 millones del refuerzo de la industria europea de defensa a través de la Ley común de adquisiciones (EDIRPA), un instrumento propuesto el año pasado que aún está en proceso. negociación.

Estos fondos de la UE financiarán hasta el 40 % de una variedad de acciones industriales diseñadas para impulsar la producción de municiones, como la modernización de las cadenas de montaje, el establecimiento de asociaciones transfronterizas, la seguridad de las materias primas, la mejora de las existencias obsoletas o la reconversión de la mano de obra.

La Comisión cree que puede obtener quinientos millones adicionales del sector privado por un total de hasta mil millones de euros.

También los fondos de cohesión y del coronavirus

Además de eso, Bruselas permitirá a los Estados miembro "recargar" este dinero canalizando una parte de sus fondos de cohesión asignados y las subvenciones de recuperación de COVID-19 a su industria armamentista nacional, aunque aún no está claro cuántos países harán el cambio.

A diferencia de los fondos de cohesión, que están destinados a zonas no desarrolladas y se derivan del presupuesto ordinario de la UE, los fondos de recuperación se financian a través de un esquema único de préstamo conjunto y vienen con condiciones estrictas para su desembolso.

Tanto los fondos de cohesión como los de recuperación se han reutilizado en el pasado, sobre todo en un plan de inversión de trescientos mil millones de euros para lograr la independencia energética de Rusia, pero el uso del dinero del coronavirus para reforzar la industria armamentística representa un salto de imaginación presupuestaria.

Cuando se le preguntó sobre la legalidad de este movimiento, Breton argumentó que uno de los objetivos clave detrás del histórico fondo de recuperación era fortalecer la resiliencia de la UE, algo que, en su opinión, "obviamente" incluye financiar proyectos industriales, como la producción de municiones.

"Tenemos que actuar muy rápido en términos de financiación", señaló.

PUBLICIDAD

El tercer pilar de una nueva estrategia

El plan de quinientos millones de euros presentado el miércoles es el tercer y último pilar de una nueva estrategia de la UE acordada a finales de marzo para ampliar aún más el apoyo militar del bloque a Ucrania.

El objetivo principal de la estrategia es entregar un millón de proyectiles de artillería en los próximos doce meses, una tarea difícil que Breton ha afirmado que "confiaba" en poder lograr.

El primer pilar, un tramo de mil millones de euros para reembolsar parcialmente a los Estados miembro por su entrega inmediata de armas a Kiev, ya está en funcionamiento. El segundo, mil millones de euros adicionales para la compra conjunta de proyectiles de artillería y misiles, se sometió a largas negociaciones mientras los embajadores discutían sobre la definición de "Fabricado en Europa" durante más de un mes.

"Fabricado en Europa"

Los debates se centraron en cómo dar prioridad a las empresas con sede en la UE en la adquisición de municiones y cómo delimitar los contornos de una cadena de valor europea. Coincidentemente, el bloqueo se resolvió en la tarde del miércoles, apenas tres horas después de la presentación de la Comisión.

Con respecto al debate "Fabricado en Europa", Breton, un gran defensor del concepto "autonomía estratégica", ha comentado que las reglas de elegibilidad respetaban las circunstancias existentes de la industria de defensa europea, que a menudo obtiene materiales de países como Australia y Sudáfrica.

PUBLICIDAD

“Tomamos la cadena de suministro como es, eso es extremadamente importante. Por supuesto, apoyamos a las empresas europeas pero con toda la cadena de suministro. De esta manera, será simple.

"Queremos, por supuesto, proyectos que se produzcan en Europa. Este es un requisito de base legal. Pero en comparación con otras herramientas recientes, no pusimos ningún requisito en la cadena de suministro".

España, entre los beneficiados

El plan industrial de quinientos millones de euros aún requiere la aprobación del Parlamento Europeo y de los Estados miembro, muchos de los cuales piden un enfoque pragmático para entregar armas a Ucrania lo antes posible, independientemente de su denominación de origen.

En una referencia irónica, la iniciativa de la Comisión se denominó ASAP (acrónimo de as soon as possible, tan pronto como sea posible) que significa "Ley en apoyo de la producción de municiones".

Se espera que el despliegue de los quinientos millones de euros sea gradual, hasta junio de 2025. Beneficiará principalmente a once países de la UE que tienen la capacidad de producir proyectiles de artillería de 155 mm.: España, Francia, Alemania, Bulgaria, Croacia, República Checa, Grecia, Italia, Polonia, Eslovaquia y Suecia.

PUBLICIDAD
Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

EURONEWS HOY | Las noticias del jueves 4 de mayo de 2023

La UE y Estados Unidos anuncian nuevos paquetes de munición para Ucrania

Luz verde de la UE a un acuerdo para destinar 2 000 millones de euros en munición para Ucrania