Una Ucrania en la UE es el "rechazo más claro" a Putin, dice Scholz

"Ninguno de nosotros quiere volver a la época en que la ley de la selva reinaba en Europa", declaró el Canciller alemán Olaf Scholz ante el Parlamento Europeo.
"Ninguno de nosotros quiere volver a la época en que la ley de la selva reinaba en Europa", declaró el Canciller alemán Olaf Scholz ante el Parlamento Europeo. Derechos de autor Eric VIDAL/ European Union 2023 - Source : EP
Derechos de autor Eric VIDAL/ European Union 2023 - Source : EP
Por Jorge Liboreiro
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

En su discurso en Estrasburgo, el canciller alemán ha abogado por una Unión Europea geopolítica, reformada y ampliada.

PUBLICIDAD

Una Ucrania próspera, democrática y anclada en el proyecto europeo representa el "rechazo más claro posible" a la política "imperial, revisionista e ilegal" del presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha afirmado el Canciller alemán Olaf Scholz en un discurso coincidiendo con el Día de Europa.

"Los ucranianos están pagando con sus vidas el engaño de su poderoso vecino", ha dicho Scholz este martes por la mañana ante el Parlamento Europeo en Estrasburgo. "Ninguno de nosotros quiere volver a la época en la que la ley de la selva reinaba en Europa, en la que los países más pequeños tenían que doblegarse ante los más grandes, en la que la libertad era un privilegio de unos pocos en lugar de un derecho fundamental de todos", ha apuntado el alemán.

En un extenso discurso, Scholz ha defendido a la Unión Europea como el antídoto más eficaz contra lo que ha calificado de "fantasías de gran poder nacional" y "megalomanía imperialista" que han teñido la historia del continente de baños de sangre y destrucción. Gracias a la UE, ha dicho el Canciller, la guerra entre Estados miembros se ha vuelto "inimaginable".

Las palabras de Scholz han servido de reproche a los  actos que se han desarrollado simultáneamente en Moscú, donde se celebraba el Día de la Victoria. Allí Putin ha vuelto a atacar a los aliados occidentales por su papel en la invasión a gran escala de Ucrania que Rusia inició.

"Se ha desatado una verdadera guerra contra nuestra Madre Patria", ha dicho Putin a la multitud congregada en la Plaza Roja de la capital rusa.

Pero Scholz no ha tardado en contraatacar. "¡No nos dejemos intimidar por semejante demostración de fuerza! Mantengámonos firmes en nuestro apoyo a Ucrania, mientras sea necesario", ha defendido en Estrasburgo, en un discurso en alemán.

"Por eso, el mensaje de este 9 de mayo no es lo que nos llega hoy de Moscú, sino nuestro mensaje: el pasado no triunfará sobre el futuro. Y el futuro -nuestro futuro- es la Unión Europea". El Canciller ha subrayado que la promesa de adhesión que el bloque ha hecho a Ucrania, Moldavia, Georgia y los Balcanes Occidentales no es una cuestión de "altruismo", sino de "credibilidad y buen sentido económico", que debe estar a la altura de las grandes expectativas que ha creado. De lo contrario, ha señalado, el bloque acabará perdiendo su "influencia y carisma", dejando sin sentido el proceso de ampliación.

"Optamos por una Europa más grande", ha insistido. "Se trata de asegurar una paz duradera en Europa tras el momento decisivo creado por la guerra de agresión de Rusia". Scholz, sin embargo,ha advertido que llevar al bloque de los casi 450 millones de ciudadanos que tiene hoy a los más de 500 millones que tendrá tras la ampliación al Este sólo será posible tras una reforma interna del funcionamiento de la UE.

"Una UE ampliada debe ser una UE reformada. Obviamente, la ampliación no debe ser nuestra única razón para la reforma, pero sí nuestro punto de llegada", ha defendido Scholz.

El mundo del mañana

Las reformas han sido uno de los temas destacados en el discurso del Canciller. Haciéndose eco de algunas de las propuestas que expresó el año pasado en Praga, Scholz ha pedido cambios en varios ámbitos clave de la política de la UE que, en su opinión, harán que el bloque esté mejor preparado para los numerosos retos derivados del "mundo multipolar" del siglo XXI. "Necesitamos una UE geopolítica, una UE ampliada y reformada y, por último, pero no por ello menos importante, una UE abierta al futuro", ha afirmado.

En materia de comercio, Scholz ha abogado por dar un nuevo impulso a las negociaciones y concluir nuevos acuerdos de libre comercio con Mercosur, México, India, Indonesia y Kenia, entre otros países, un esfuerzo que se había estancado debido a las divergencias políticas y de intereses económicos entre los Estados miembros.

En política exterior y fiscalidad, el Canciller ha exigido un cambio gradual de la unanimidad, requisito que puede ser aprovechado por una sola capital para bloquear la acción colectiva y ganar concesiones, hacia la mayoría cualificada. Pero, irónicamente, el cambio de las reglas de votación requerirá la aprobación unánime, lo que complica el acuerdo ya que se enfrentará a la oposición de quienes quieren preservar su poder de veto.

"A los escépticos, quiero decirles: no es la unanimidad, no es la aprobación al 100% de todas las decisiones lo que crea la mayor legitimidad democrática posible", ha dicho Scholz. "¡Al contrario! Es precisamente el esfuerzo por lograr mayorías y alianzas lo que nos distingue como demócratas. La búsqueda de compromisos que también hagan justicia a los intereses de la minoría: ¡eso refleja nuestra forma de entender la democracia liberal!", ha apuntado el Canciller.

Hablando de migración, uno de los temas más intratables y polarizantes de la agenda de la UE, Scholz ha sugerido que el bloque debería reconocer su necesidad de contar con nuevos trabajadores y comprometerse con otros países de forma que "todas las partes salgan beneficiadas". "Necesitamos una solución que esté a la altura de la reivindicación de solidaridad europea. Pero no podemos esperar a que esta solidaridad se nos aparezca como el Espíritu Santo", ha asegurado el Canciller.

Sobre China, país con el que Alemania mantiene profundos y lucrativos lazos económicos, Scholz ha admitido que Pekín se ha convertido más en rival y competidor que en socio, pero ha rechazado una ruptura total de las relaciones. "Estoy de acuerdo con Ursula von der Leyen cuando dice: no desvinculación, sino desvinculación inteligente es el lema", ha defendido Scholz, refiriéndose a un reciente discurso de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Basándose en las lecciones de las sucesivas crisis a las que se ha enfrentado el bloque en los últimos años, Scholz ha animado a la UE a permanecer unida, abierta y cooperativa, sin ceder a la nostalgia de glorias pasadas ni sucumbir a las profecías del declive irreversible de Europa. "Tenemos que garantizar que Europa ocupe un lugar adecuado en el mundo del mañana", ha dicho el Canciller.

"Un lugar que no sea mayor ni menor que el de otros países y regiones, sino en pie de igualdad con los demás, codo con codo".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Olaf Scholz defiende ante el Bundestag el apoyo militar y financiero a Ucrania

La gira diplomática internacional de Zelenski aísla al presidente de Rusia

Metsola defiende que la UE debe trabajar para cumplir las expectativas de integración de Ucrania