El G7 pospone las sanciones a los diamantes mientras aumentan las dudas de su impacto en Amberes

El 80% del comercio mundial de diamantes en bruto se realiza en esta calle de Amberes.
El 80% del comercio mundial de diamantes en bruto se realiza en esta calle de Amberes. Derechos de autor Yves Logghe/AP2003
Derechos de autor Yves Logghe/AP2003
Por Aida Sanchez Alonso
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Gran parte del comercio mundial de diamantes pasa por Bélgica y el país teme que una prohibición a los diamantes rusos pueda trasladar el negocio a mercados menos controlados.

PUBLICIDAD

El impacto de una prohibición sobre los diamantes rusos podría ser limitado, según un importante centro belga de comercio de diamantes. Tom Neys, portavoz del Centro Mundial del Diamante de Amberes, ha asegurado en una entrevista que las sanciones sólo funcionarán si se aplican a nivel mundial.

"Si la Unión Europea decidiera hacerlo sola, sería muy dramático para Amberes porque significaría que el resto del mundo -al que no le importan las sanciones, esa es la realidad- seguiría comerciando con diamantes rusos y no tendría ningún impacto en la economía rusa", ha explicado Neys a Euronews.

"De hecho, impacto cero", ha añadido.

También ha advertido de que el mercado podría desplazarse a países menos vigilantes sobre el origen de los diamantes y el blanqueo de dinero, lo que provocaría pérdidas en Amberes, que representa el 80% del comercio mundial de diamantes en bruto.

Hasta ahora, las gemas procedentes de Rusia habían escapado a las sanciones de la UE, pero esto podría cambiar pronto.

Durante la cumbre del G7 de la semana pasada, los países más industrializados del mundo aplazaron la prohibición, pero se comprometieron a seguir trabajando en ella. Rusia produce el 30% de los diamantes del mundo, casi todos a través de Alrosa, empresa estatal.

Algunos joyeros ya están empezando a cambiar de proveedor, como Ilana Brandwain, fundadora de Noble Fine Jewellery, que ha reconocido que sus clientes de países del G7, entre ellos Estados Unidos, Francia y Canadá, se lo han pedido.

"Es muy difícil conocer siempre el origen de un diamante pulido, pero, yo utilizaba diamantes rusos", ha explicado Brandwain en una entrevista.

"Pero sé que el mercado es mucho más estricto aquí en Amberes. Todas las grandes casas de joyería, a las que muchas de las oficinas suministran aquí, no utilizan diamantes rusos porque lo han pedido para sus clientes."

De momento, el G7 se ha comprometido a explorar nuevas tecnologías que permitan rastrear el origen de los diamantes, pero el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ya ha advertido de que se restringirá el comercio de diamantes rusos. Aún no se ha fijado una fecha.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los vacíos legales ayudan a Rusia a evadir las sanciones, dice Gentiloni

La UE prepara su nueva ronda de sanciones y apunta a aquellos que intentan evitarlas

La UE acuerda imponer nuevas sanciones a Irán para frenar la producción de drones y misiles