EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Las prohibiciones temporales sobre el grano ucraniano deben durar hasta finales de año, según el comisario europeo de Agricultura

Janusz Wojciechowski, Comisario europeo de Agricultura, declaró ante los eurodiputados que apoyaba la prórroga de las prohibiciones temporales al grano ucraniano.
Janusz Wojciechowski, Comisario europeo de Agricultura, declaró ante los eurodiputados que apoyaba la prórroga de las prohibiciones temporales al grano ucraniano. Derechos de autor European Union, 2022.
Derechos de autor European Union, 2022.
Por Jorge Liboreiro
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Las prohibiciones temporales sobre los cereales ucranianos libres de aranceles deben prolongarse hasta finales de año, ha asegurado Janusz Wojciechowski, comisario europeo de Agricultura, en unos comentarios que contradicen la línea del Ejecutivo.

PUBLICIDAD

Las prohibiciones, que están en vigor desde el 2 de mayo, se aplican a cinco miembros de la Unión Europea situados en la periferia de Ucrania - Polonia, Hungría, Eslovaquia, Rumanía y Bulgaria. Los países habían denunciado que la superabundancia de cereales había deprimido los precios para los agricultores locales.

Según las prohibiciones, cuatro productos procedentes de Ucrania - trigo, maíz, colza y girasol - pueden transitar por los cinco países de Europa del Este, pero no pueden permanecer en sus mercados para consumo interno o almacenamiento.

Las medidas son de carácter extraordinario y han sido duramente criticadas por las autoridades de Kiev, incluido el presidente Volodímir Zelenski, que las ha calificado de "absolutamente inaceptables". Otros países de la UE, como Alemania y Francia, han expresado sus dudas ante el impacto de las restricciones en la integridad del mercado único.

La Comisión Europea, que negoció el acuerdo en un intento de evitar medidas descoordinadas por parte de los Estados miembros del Este, ha insistido en que las prohibiciones se eliminarán definitivamente antes del 15 de septiembre y que los esfuerzos se centrarán entonces en mejorar el transporte, las infraestructuras y el almacenamiento.

Pero este  jueves por la mañana, Wojciechowski, de origen polaco, ha roto filas con la línea principal del Ejecutivo comunitario y ha respaldado explícitamente la prórroga de las prohibiciones comerciales hasta finales de año.

"Mi opinión es que esta prohibición local está funcionando bien, las importaciones directas a estos cinco países se han detenido, pero hemos visto consecuencias negativas, en general, para el mercado de la UE, porque las importaciones han continuado a otros países que necesitan grano ucraniano, (como) España, Países Bajos, Italia", ha asegurado Wojciechowski ante los eurodiputados que forman parte de la comisión de Agricultura de la Eurocámara.

"Podemos esperar -esta es mi observación- que si esta prohibición no se prolonga, tendremos el mismo problema (que) antes con los Estados miembros de primera línea", ha explicado el polaco.

Wojciechowski ha insistido en que abrir el mercado en su totalidad o cerrarlo en su totalidad eran "extremos diferentes" y ha sugerido, en su lugar, una tercera vía posible en la que las prohibiciones temporales se mantuvieran pero con ayuda financiera extra para impulsar el transporte.

Según el comisario, sólo entre el 2% y el 3% del grano ucraniano se envía a países no pertenecientes a la UE, incluidas naciones africanas pobres. El alto coste del tránsito hace que la operación "no sea económicamente viable", por lo que la mayor parte de la carga se queda en el mercado europeo. "Este es el principal obstáculo: el tránsito no funciona bien", ha afirmado Wojciechowski.

Como solución, el comisario ha propuesto un nuevo programa de subvenciones para ayudar a las empresas ucranianas a trasladar el producto a los puertos de la UE y poder venderla en todo el mundo. Según ha detallado, las subvenciones oscilarán entre 20 y 30 euros por tonelada de grano, dependiendo del destino final. El resultado será un programa de 600 millones de euros -con cargo al presupuesto de la UE- para facilitar el transporte marítimo de 20 millones de toneladas hasta finales de año.

"La única solución es apoyar el tránsito y mantener la prohibición (hasta) finales de año, porque después del 15 de septiembre habrá enormes problemas, los mismos problemas, incluso mayores que los que teníamos antes", ha explicado Wojciechowski a los eurodiputados.

El comisario subrayó que el plan era su "propuesta personal", pero dijo que ya lo había discutido internamente con compañeros en el Ejecutivo comunitario y con representantes de Polonia, Hungría, Eslovaquia, Rumanía y Bulgaria, así como de Ucrania.

"Creo que es la mejor solución y espero que toda la Comisión la estudie y dé su visto bueno", dijo, cambiando al polaco. "El problema es complicado y tenemos que actuar con un espíritu de solidaridad con los agricultores, con los Estados miembros que han sufrido la situación, pero también con Ucrania".

Su opinión personal

Poco después de que finalizara la audiencia parlamentaria, la Comisión Europea se ha distanciado de los comentarios del comisario y ha subrayado que la retirada progresiva del 15 de septiembre seguiría adelante como estaba previsto inicialmente.

"En primer lugar, subrayar que, como ha dicho el comisario esta mañana durante la audiencia con el Parlamento Europeo, ha expresado su opinión. Ha dicho claramente que su opinión no representaba la posición de la Comisión", ha aclarado una portavoz.

La portavoz ha añadido que "se está trabajando" para aumentar la capacidad de transporte a través de rutas alternativas, como el río Danubio, y abordar los cuellos de botella que el año pasado contribuyeron al aumento de las exportaciones ucranianas tras la introducción del régimen libre de aranceles.

"Todo este trabajo se hace antes del 15 de septiembre para poder tener una muy buena preparación y asegurarnos de que podemos abordar todas las cuestiones que se plantearon hace unos meses", ha dicho la portavoz.

A pesar de la rápida respuesta de la Comisión a la inesperada propuesta de Wojciechowski, sus palabras han dejado al descubierto un desacuerdo interno en el ejecutivo que podría enturbiar aún más el debate sobre el futuro de las prohibiciones.

PUBLICIDAD

Polonia, Hungría, Eslovaquia, Rumanía y Bulgaria ya han pedido a Bruselas que prorrogue las prohibiciones hasta finales de año, argumentando que el colapso de la iniciativa de los cereales del Mar Negro aumentaría inevitablemente las exportaciones ucranianas a través de rutas terrestres. El jueves, Wojciechowski ha mencionado las aves de corral, los huevos y las frambuesas como productos que merecen un análisis adicional.

Para Polonia, el tema es especialmente delicado debido a las próximas elecciones generales: los votantes rurales se consideran un grupo demográfico imprescindible para Ley y Justicia (PiS), el partido de extrema derecha gobernante. Wojciechowski está afiliado al PiS desde 2010.

Pero para Ucrania, cualquier conversación sobre una prórroga más allá del 15 de septiembre es imposible. "Esta medida violaría el acuerdo de asociación entre Ucrania y la UE. Y lo que es más importante, este paso irá en contra del principio de solidaridad en el que se basa la Unión Europea", ha declarado Dmitro Kuleba, ministro de  Exteriores de Ucrania, a principios de esta semana durante una visita a Praga, en respuesta a las demandas de los cinco Estados miembros.

"Si se comportan así, no nos dejarán otra posibilidad que defender duramente nuestros derechos y los derechos de los agricultores ucranianos".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El Partido Popular Europeo quiere conquistar a agricultores y ganaderos

Barcelona prohibirá los más de 10.000 pisos turísticos disponibles en 2028

Orbán vuelve a visitar Alemania sin que tampoco le rindan honores militares