EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Puigdemont pide una amnistía para iniciar las negociaciones con Sánchez

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.
El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Derechos de autor JOHN THYS/AFP or licensors
Derechos de autor JOHN THYS/AFP or licensors
Por Aida Sanchez Alonso
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El líder catalán en el exilio, Carles Puigdemont, ha pedido una amnistía y el fin de todos los procedimientos judiciales contra los separatistas catalanes a cambio de su apoyo para respaldar una nueva coalición de izquierdas liderada por Pedro Sánchez.

PUBLICIDAD

En una rueda de prensa este martes en Bruselas, Puigdemont ha defendido que el voto positivo de su partido, Junts per Catalunya, estaba condicionado al "reconocimiento y respeto de la legitimidad del movimiento independentista catalán."

"El 1 de octubre no fue un delito, como tampoco lo fue la declaración de independencia y las protestas masivas contra la represión y la sentencia del Tribunal Supremo", ha asegurado Puigdemont refiriéndose a la polémica votación de 2017 sobre la independencia de Cataluña, que la justicia española consideró después ilegal.

Las elecciones no concluyentes celebradas en España en julio dejaron tanto a la coalición de izquierdas como a la de derechas dependientes del respaldo de Junts de Puigdemont para formar una mayoría parlamentaria, dando al líder catalán la llave de la gobernabilidad en el país.

En agosto, el rey de España invitó a Alberto Núñez Feijóo, líder del partido conservador de la oposición, el Partido Popular (PP), a formar un nuevo gobierno tras haber obtenido el mayor número de escaños en las elecciones parlamentarias.

Pero la aritmética del hemiciclo está del lado de Pedro Sánchez, a pesar de que el partido socialista, el PSOE, quedó segundo en las urnas. Pero podría reunir una mayoría para iniciar las negociaciones para formar un nuevo gobierno si acepta las exigencias de Puigdemont.

Junts tiene actualmente siete escaños en el Congreso de los Diputados, un número pequeño pero crucial para alcanzar una mayoría de 176 apoyos.

El lunes, la compañera de coalición de Sánchez y vicepresidenta en funciones de su Gobierno, Yolanda Díaz, viajó a Bruselas para reunirse con Puigdemont. El encuentro tuvo lugar en el Parlamento Europeo, en lugar de Waterloo, donde Puigdemont vive desde que huyó de la justicia española. Se trata del primer encuentro de Puigdemont con un miembro del Ejecutivo español desde 2017.

El líder exiliado había sugerido previamente que pediría un segundo referéndum sobre la independencia de Cataluña como requisito para su apoyo, pero no ha hecho tales exigencias en sus comentarios del martes.

En respuesta, el gobierno de España ha asegurado que consideraría la oferta de Puigdemont y ha dejado la puerta abierta a posibles negociaciones siempre que se desarrollen dentro del marco legal de la Constitución española.

"Nadie puede negar hoy que es incuestionable que la situación en Cataluña es infinitamente mejor que hace cinco años", ha apuntado un portavoz.

Feijóo dice no a la amnistía

En una reacción a la noticia, Alberto Núñez Feijóo ha confirmado que no negociará con Puigdemont en base a las exigencias planteadas el martes. "Si me van a pedir la amnistía como condición para ser nombrado presidente del Gobierno, nos ahorramos la reunión", ha defendido Feijóo en un comunicado.

"Con las condiciones que ha puesto Puigdemont, la respuesta es no", ha añadido.

Tras insistir inicialmente en su campaña electoral en que no contaría con el apoyo de los independentistas de Cataluña o el País Vasco para formar gobierno, el líder conservador cedió más tarde y admitió que escucharía las propuestas de Junts -un partido de centro-derecha- tras el ajustado resultado de las elecciones.

La semana pasada, Feijóo intentó llegar a un acuerdo de reparto de poder con Sánchez que le permitiera gobernar en solitario durante dos años. La maniobra fue rechazada de plano.

Desde que llegó al poder en 2018, Sánchez ha dependido del apoyo del partido independentista catalán Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) para gobernar y asegurarse los votos suficientes para sacar adelante sus iniciativas legislativas y su agenda socialmente progresista. En junio de 2021, Sánchez indultó formalmente a nueve líderes separatistas catalanes que habían sido encarcelados por delitos de sedición en 2017.

El historial de colaboración de Sánchez con los independentistas ha marcado gran parte del debate durante la campaña electoral de julio, con grupos de derecha criticando la disposición del presidente del Gobierno a acercarse a los "prófugos de la justicia."

Como parte de las negociaciones en curso, Sánchez ha hecho una petición formal al Consejo de la Unión Europea para que las lenguas minoritarias catalán, vasco y gallego sean lenguas oficiales de la UE, en un intento de cortejar a los líderes independentistas.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Puigdemont anuncia su regreso a España y sacude la campaña electoral catalana

Elecciones en Cataluña: Puigdemont desvelará este jueves si se presenta

Orbán vuelve a visitar Alemania sin que tampoco le rindan honores militares