EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

La UE libera 127 millones de euros de ayuda financiera para Túnez en medio de la crisis de Lampedusa

Italia se esfuerza por gestionar una nueva afluencia de migrantes en la isla de Lampedusa, la mayoría llegados de Túnez.
Italia se esfuerza por gestionar una nueva afluencia de migrantes en la isla de Lampedusa, la mayoría llegados de Túnez. Derechos de autor Cecilia Fabiano/LaPresse
Derechos de autor Cecilia Fabiano/LaPresse
Por Jorge Liboreiro
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

La Comisión Europea anunció el viernes la primera ronda de pagos en virtud del polémico memorándum de acuerdo UE-Túnez.

PUBLICIDAD

El Ejecutivo desembolsará casi 127 millones de euros en las próximas semanas para apuntalar la economía tunecina y frenar las salidas irregulares de migrantes.

Los desembolsos se producen en medio de la creciente presión política del Gobierno italiano, que se esfuerza por gestionar una nueva afluencia de solicitantes de asilo en Lampedusa.

Más de 10.000 migrantes llegaron desde Túnez a la pequeña isla en cuestión de días, lo que provocó una visita de emergencia de la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, durante el fin de semana.

Durante el viaje, von der Leyen dio a conocer un plan de acción de 10 puntos y se comprometió a acelerar el desembolso de los fondos previstos en el memorando de entendimiento firmado con Túnez en julio.

El anuncio del viernes es una respuesta directa a la promesa de von der Leyen. La nueva dotación se divide en dos capítulos: 60 millones de euros para ayuda presupuestaria y casi 67 millones de euros para apoyo a la migración.

Los 60 millones proceden de un instrumento previamente destinado a la recuperación tras el coronavirus y no forman parte de los 150 millones prometidos en el memorándum.

El apoyo presupuestario se enviará directamente al Tesoro tunecino con el objetivo último de evitar un colapso financiero en el país afectado por la crisis, un escenario que Bruselas teme que empuje a un mayor número de migrantes a las costas europeas.

Mientras tanto, la partida de 67 millones de euros para migración combina dos fuentes:

  • 24,7 millones de euros de un instrumento financiero adoptado en 2022.
  • 42 millones de euros de la dotación de 105 millones incluida en el memorándum para combatir las operaciones contra el contrabando, reforzar la gestión de las fronteras y acelerar el retorno de los solicitantes de asilo cuyas solicitudes sean denegadas.

Los 67 millones de euros se repartirán entre la guardia costera y la marina tunecinas, que recibirán embarcaciones de búsqueda y rescate, cámaras térmicas, radares y otros equipos de vigilancia, y las ONG que ofrecen servicios sobre el terreno, como la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

No está claro cuánto dinero se destinará a cada una.

"Tendremos diferentes socios ejecutores", ha dicho una portavoz de la Comisión el viernes por la tarde. "Los contratos están en proceso de avanzar".

Desde su firma, el memorando UE-Túnez se ha convertido en blanco de intensas críticas y del escrutinio de los medios de comunicación, con especial atención a los derechos humanos.

Túnez, bajo la férrea dirección del presidente Kais Saied, ha sido acusado en repetidas ocasiones de cometer abusos y expulsiones colectivas de inmigrantes subsaharianos, muchos de los cuales han aparecido abandonados en medio del desierto, cerca de la frontera con Libia.

Saied ha hecho comentarios racistas sobre los negros africanos y ha denunciado lo que él llama un "plan criminal para cambiar la composición del paisaje demográfico de Túnez", palabras que hacen eco de la teoría conspirativa de extrema derecha conocida como el "gran reemplazo".

La semana pasada, la Defensora del Pueblo Europeo pidió formalmente a la Comisión que aclarara cómo garantizará el memorando que las autoridades tunecinas respetan los derechos fundamentales en sus operaciones para frenar los flujos migratorios irregulares.

"En virtud del (memorando), la UE y Túnez han acordado cooperar respetando plenamente los principios del Derecho internacional y la dignidad de los migrantes", ha dicho la portavoz de la Comisión cuando se le preguntó por las garantías financieras.

"Ahora se firmarán los contratos. Pero, en términos generales, los contratos de la UE siempre tienen cláusulas de derechos humanos".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El organismo de control de la UE pregunta a la Comisión si el polémico acuerdo migratorio con Túnez respetará los derechos humanos

Los eurodiputados se enfrentan por el acuerdo migratorio con Túnez y denuncian la falta de resultados

Polonia lanza la campaña de reclutamiento 'Vacaciones con el Ejército'