EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Johan Floderus, el ciudadano sueco que lleva 650 días encarcelado en Irán

Johan Floderus
Johan Floderus Derechos de autor AmirAbbas Ghasemi/AP
Derechos de autor AmirAbbas Ghasemi/AP
Por Méabh Mc MahonAïda Sanchez Alonso
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Su familia ha pedido su liberación en un acto en Bruselas.

PUBLICIDAD

El sueco Joahn Floderus lleva más de 650 días en una prisión iraní. Floderus, que trabaja para el servicio diplomático de la UE , fue detenido en el aeropuerto de Teherán el 17 de abril de 2022 tras una visita turística al país. 

La UE cree que está "detenido ilegalmente" y es víctima de las crecientes detenciones arbitrarias que afectan a ciudadanos de la UE. Conocido como "diplomacia de rehenes", se trata de una estrategia usada por países como Irán para conseguir un intercambio de prisioneros.

Su familia ha participado en un acto en Bruselas para pedir su liberacion. Su hermana, Ingrid Floderus, cree que en las fotos del juicio "se ve un hermano muy diferente del que conozco". "Parece que no tenga luz en su mirada. Parece mucho más delgado, muy pálido, por supuesto, ya que básicamente nunca sale y sé que no recibe toda la comida q necesita, por ejemplo", ha lamentado.

En el juicio, que empezó en diciembre y terminó el pasado 28 de enero, Floderus ha sido acusado de pasar información a Israel. Puede ser condenado a pena de muerte. "Por no hablar del dolor que debe sentir al estar ahí. Y ahora le acusan de algo por lo que quizá quieran condenarle a muerte", ha dicho su hermana. Suecia no tiene ahora embajador en Irán por lo que el proceso es más complicado que en otros casos.

Floderus ha pasado 300 días en una celda de aislamiento y ahora permanece en un calabozo con luz las 24 horas del día.

Durante los primeros 10 meses no pudo ponerse en contacto con su familia. Tras varias huelgas de hambre ahora tiene llamadas telefonicas, aunque muy limitadas, y en estos casi dos años sólo ha tenido dos videollamadas. Le obligan a hacerlas en inglés. "Mi inglés no es fluido porque mi lengua materna es el sueco, pero tenemos que hablar en inglés durante esas llamadas porque si no... es una exigencia de la otra parte", ha explicado Ingrid.

"Sabemos que está siendo supervisado y que interrumpirán la llamada si se dice algo que no quieren. Por lo tanto, es difícil para nosotros saber lo que realmente viene de mi hermano y lo que es tal vez ... Yo no diría forzado, pero sí, no lo sé", ha lamentado.

Irán acusa a Floderus de un delito al que llaman "corrupcion en la tierra". "Es un hombre inocente. También quiero decir  no creo que nadie piense que mi hermano haya cometido los delitos de los que se le acusa", ha asegurado. 

"Se trata de un gran juego político en el que mi hermano está siendo utilizado como un peón, y eso es realmente, para mí, algo que no puedo aceptar. Y no creo que nosotros como nación o la Unión Europea debamos aceptarlo", ha dicho Ingrid Floderus. Aún no hay fecha para la sentencia de Johan Floderus.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Irán lanza un satélite que forma parte de un programa criticado por Occidente

Irán ejecuta a un preso condenado por espiar para el Mossad israelí

El Parlamento Europeo homenajea a las mujeres iraníes con el Premio Sájarov