EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Von der Leyen promete a los liberales que "no cooperará" con el ECR de Meloni

Ursula von der Leyen se reunió con los eurodiputados de Renovar Europa para hablar de su posible segundo mandato.
Ursula von der Leyen se reunió con los eurodiputados de Renovar Europa para hablar de su posible segundo mandato. Derechos de autor Renew Europe.
Derechos de autor Renew Europe.
Por Jorge LiboreiroVincenzo Genovese
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Renovar Europa cuenta actualmente con 76 eurodiputados, los que necesita Ursula von der Leyen para asegurarse la confirmación de un segundo mandato.

PUBLICIDAD

Ursula von der Leyen, la presidenta de la Comisión Europea que aspira a reunir una mayoría para un segundo mandato, prometió a la familia liberal de Renovar Europa que no establecería una "cooperación estructurada" con el grupo de Giorgia Meloni.

"Tuvimos buenos intercambios con Ursula von der Leyen. Preguntas francas y duras por nuestra parte", dijo el miércoles Valérie Hayer, la eurodiputada francesa que preside Renovar Europa (RE o Renew), tras una reunión entre los liberales y la titular.

"Dejamos muy claro que no aceptamos ningún coqueteo con la extrema derecha. Ella nos dio compromisos. Lo analizaremos muy de cerca, por supuesto".

Durante su campaña de reelección, Von der Leyen levantó ampollas al hacer cada vez más explícitos sus acercamientos a la primera ministra italiana, que controla firmemente el grupo de extrema derecha Conservadores y Reformistas Europeos (ECR).

Debido a sus opiniones socialmente conservadoras y sus ataques a la libertad de prensa, Meloni es considerada un anatema para Renovar Europa, así como para los Socialistas y Demócratas (S&D), que son la principal oposición en Roma. Sin embargo, en el Partido Popular Europeo (PPE), de centro-derecha, Meloni es vista como una figura constructiva y pragmática, aunque su postura se desvíe a menudo hacia el euroescepticismo.

El PPE no considera a todo el ECR como "extrema derecha", como hacen los socialistas y los liberales, y prefiere tratar al grupo en facciones separadas: Hermanos de Italia de Meloni, en el lado positivo, y Ley y Justicia (PiS) de Polonia, en el negativo.

Desde las elecciones al Parlamento Europeo, Von der Leyen, que pertenece al ala moderada del PPE, ha cambiado de tono y se ha comprometido a construir una plataforma centrista y duradera con el PPE, el S&D y RE, que juntos tendrían una mayoría de 400 escaños.

"Nuestra posición es absolutamente clara, desde el grupo Renew (Renovar Europa). Deberíamos estar en coalición con grupos proeuropeos, eso está claro. Para nosotros, ECR no es un grupo proeuropeo", dijo Hayer. "No tenemos que llegar a ningún acuerdo con el grupo ECR".

Preguntada sobre si Von der Leyen se comprometía a excluir al grupo ECR de su futura plataforma, Hayer dijo que "prometió construir una coalición como ha hecho" en su primer mandato, respaldada por el PPE, el S&D y Renovar Europa.

Dos funcionarios de RE dijeron que Von der Leyen fue más explícita durante la reunión a puerta cerrada y prometió "ninguna cooperación estructurada" con ECR durante su potencial segundo mandato, una declaración que parece diseñada para disipar cualquier duda restante.

Llegar al número mágico: 361

Aun así, la aspirante no debe dar por sentado el apoyo de los 76 eurodiputados de Renovar Europa. Las delegaciones alemana, eslovaca, portuguesa e irlandesa se consideran las más escépticas, según entiende 'Euronews', debido a la gestión de Von der Leyen de los retrocesos democráticos en la Hungría de Viktor Orbán y la Eslovaquia de Robert Fico.

Mientras, los seis eurodiputados irlandeses se oponen a su reelección por su respuesta a la guerra entre Israel y Hamás, criticada por ser excesivamente proisraelí.

Se esperan rebeliones interpartidistas similares en el PPE (188 eurodiputados) y el S&D (136), lo que sugiere que Von der Leyen podría quedarse corta de los 361 votos que necesita para un segundo mandato. El hueco podría llenarse con los Verdes (53) o el grupo ECR (78).

Aquí es donde radica el dilema: acercarse demasiado a los Verdes desataría la ira de sus aliados conservadores; y acercarse demasiado al ECR, a su vez, alienaría a los progresistas. El comentario del miércoles sugiere que los Verdes, los más firmes defensores del Pacto Verde de Von der Leyen, podrían ser la opción más segura.

La presidenta ya se ha reunido con el S&D y Renovar Europa, y está previsto que se reúna con los Verdes el miércoles por la tarde y con el grupo ECR el próximo martes, antes de su votación de confirmación el 18 de julio. Las reuniones permiten a los grupos presentar su lista de reivindicaciones ideológicas y proyectos favoritos para el ciclo quinquenal.

PUBLICIDAD

Para los liberales, esto incluye defensa, competitividad, reducción de la burocracia, protección de los derechos fundamentales, acción por el clima y gestión de la inmigración.

"No hay un cheque en blanco", dijo Hayer. "Las prioridades políticas de los liberales deben incorporarse al programa de trabajo de la Comisión para los próximos cinco años".

Antes de la cita decisiva, el Presidente del PPE, Manfred Weber, instó al hemiciclo a respaldar a la candidata, respetar el llamado sistema 'Spitzenkandidaten' y garantizar la continuidad política en un mundo plagado de crisis.

"Si Ursula von der Leyen fracasara, correríamos el riesgo de acabar en una Europa con mucha inestabilidad", declaró Weber a los periodistas el miércoles por la mañana.

PUBLICIDAD

"Si Ursula von der Leyen fracasara la semana que viene, habría un hombre feliz: Viktor Orbán. Y no quiero hacerle este regalo a Viktor Orbán".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El dilema de la reelección de von der Leyen: ¿Mirar a la derecha o ponerse verde?

Graves inundaciones y deslizamientos de tierra afectan a Eslovenia

Erdogan rechaza el plan de la ONU para federar Chipre y reafirma su compromiso con el acuerdo de paz de dos Estados