This content is not available in your region

Cómo el Bitcoin pasó de ser un 'forajido' financiero a convertirse en una moneda 'respetable'

Por Emma Beswick
La representación del Bitcoin, un objeto para coleccionistas sin ninguna relación con la moneda virtual
La representación del Bitcoin, un objeto para coleccionistas sin ninguna relación con la moneda virtual   -   Derechos de autor  Michael Wuensch via Pixabay
Tamaño de texto Aa Aa

Atrás quedaron los días en los que la palabra Bitcoin evocaba imágenes de compra de drogas ilícitas en mercados del 'dark web', la web oscura: la percepción ha cambiado. Un bitcoin cuesta 50.000 dolares en el momento de escribir esta nota. Tesla ha comprado 1.500 millones de dólares en la criptomoneda como estrategia de inversión.

Se han puesto a la venta casas con una etiqueta de precio en Bitcoin y, con la implementación por parte de cada vez más minoristas de sistemas de pago que permiten las transacciones en Bitcoin, los equipos de bricolaje, la comida rápida y los cafés pueden comprarse con la moneda digital en algunas partes del mundo.

Ahora es difícil encontrar a alguien que no haya oído hablar de Bitcoin, aunque sea más difícil encontrar a un voluntario que pueda explicar cómo funciona la tecnología 'blockchain', de cadena de bloques, en la que se basa la criptomoneda.

Mucho ha cambiado desde sus inicios en 2009, cuando una moneda valía menos de 1 euro; mientras escribo esto, un Bitcoin se cotiza a más de 40.000 euros, y ha alcanzado los 50.000 dólares.

euronews repasa los principales hitos en la evolución de la moneda, habla con algunas de las personas que la han adoptado, y examina algunos de los impactos menos deseables de su popularidad.

2009 - Lanzamiento de Bitcoin

El creador de la criptomoneda, con el alias Satoshi Nakamoto, publicó el software de Bitcoin en enero de 2009. Tras la publicación, los 'mineros' pusieron en marcha la red que generaba Bitcoin y confirmaron transacciones por primera vez.

A día de hoy, nadie sabe si un individuo o grupo está detrás del seudónimo. En un célebre document de 2008, Nakamoto calificó Bitcoin como "una versión peer-to-peer (red entre iguales) de dinero electrónico" y expuso sus características básicas, como las transacciones y la privacidad.

Bitcoin se diseñó sobre el principio de que podía utilizarse de forma anónima y segura, con transacciones verificadas y registradas en un 'libro de contabilidad' distribuido públicamente llamado blockchain. Estas transacciones y su verificación quedan en mano de los 'mineros'.

2011 - El Bitcoin es adoptado por los mercados de la red oscura

El sitio Silk Road, un mercado negro en línea en el "internet oscuro" o darknet, que se hizo célebre como plataforma para la venta de drogas y otros bienes ilegales, se lanzó en 2011 con Bitcoin como opción de pago. Aunque el FBI cerró Silk Road en 2013, incautando sus haberes de Bitcoin, otros mercados de la darknet tomaron el relevo utilizando Bitcoin como moneda.

Si bien el uso de Bitcoin en Silk Road fue lo que saltó a los titulares, ese mismo año también se establecieron los pagos legítimos con Bitcoin. BitPay, un proveedor de servicios que ofrece procesamiento de pagos para comerciantes, se lanzó en mayo y tuvo más de 1.100 comerciantes inscritos en un año.

La irrupción de Bitcoin en las grandes ligas viene acompañada de su cohorte de leyendas sobre millonarios de la noche a la mañana, que son la mejor promoción de la moneda. Y cuanto más interés genera, más millonarios son estos millonarios.

Twitter/@erikfinman
El millonario de Bitcoin más joven conocido, Erik FinmanTwitter/@erikfinman

Lo que la mayoría de los niños sentían por los videojuegos o los deportes, mi pasatiempo era Bitcoin.
Erik Finman
Millonario de Bitcoin a los 18 años

Erik Finman es conocido en los círculos de las criptomonedas por ser el autoproclamado millonario más joven de Bitcoin a los 18 años. En 2011, con apenas 12 años, invirtió 1.000 dólares que le regaló su abuela en la criptodivisa. En aquella época, un token, un bitcoin, costaba unos 12 dólares.

La entrada de este nativo de Idaho en el universo Bitcoin se produjo por un encuentro casual en una protesta. Su hermano mayor le llevó a una manifestación contra la detención de activistas que bailaban en el Jefferson Memorial, explicó.

"Fue una protesta muy floja, pequeña", añadió. "Un tipo tenía una 'B' naranja que parecía un signo de dólar en su camiseta. Le pregunté, medio en broma, qué era. Y luego había un grupo de policías antidisturbios y nos dijeron a todos que nos fuéramos. Así que, en medio de la huida de la policía, fue como: 'Oh, es Bitcoin hombre, va a acabar con Wall Street, hermano.' Y salió corriendo".

Después de eso, Finman dijo que él y su hermano mayor lo buscaron y se interesaron por las monedas alternativas. "Supongo que estaba pasando por esa fase libertaria de gafas de color de rosa en ese momento, que cambió mi visión del mundo. Ya sabes, cuando tienes 12 años, es una locura".

"Lo que la mayoría de los niños sentían por los videojuegos o los deportes, mi pasatiempo era el Bitcoin", dijo a Euronews.

Ahora, con 21 años, Finman ha aumentado sus participaciones en criptomonedas y ha creado una empresa de criptografía multimillonaria. También ha financiado proyectos como la confección de un traje del Dr. Octopus en la vida real, "que fue muy guay", así como otras iniciativas benéficas.

¿Ha notado un cambio en la percepción del Bitcoin? "Ahora se está volviendo mucho más 'establishment'. Creo que mucho de eso tiene que ver con el culto que le rodea. No es que fuera demasiado grande para fracasar, pero tenía una base de fans demasiado fanática".

2013 - Primeros cajeros automáticos de Bitcoin

La capital eslovaca Bratislava, fue una de las primeras ciudades en ver instalado un cajero automático de Bitcoin después de que el primero se instalara en Vancouver (Canadá) en octubre de 2013. Ahora hay más de 3,5 millones en todo el mundo.

2017/2018 - El precio del Bitcoin sube... y luego se desploma

Para muchos, 2017 fue el año en que oyeron hablar de Bitcoin. El token había alcanzado un máximo histórico de 19.700 dólares (16.236 euros) a finales de año en medio de un frenesí mediático. Su precio en alza también supuso un mayor interés institucional, gobiernos e inversores se fijaron en él y el desarrollo de otras monedas digitales para competir con el Bitcoin. La narrativa de Bitcoin se vio reforzada por los informes sobre la impresión de dinero por parte de los bancos centrales - una de las características clave de la criptodivisa es que está limitada a exactamente 21 millones de monedas y ni una más.

Pero luego, los precios de Bitcoin se desplomaron a través de una serie de caídas en 2018, cayendo de nuevo a 3.700 dólares (3.048 euros) a finales de año - marcando uno de los ejemplos más pronunciados de las oscilaciones de precios impredecibles características de la moneda digital.

Ya hemos superado a todo el sistema financiero bancario tradicional durante más de tres años y medio. Y ese es el juego para nosotros: ¿cómo podemos mostrar al mundo que ya vivimos en el futuro?
Didi Taihuttu
Padre de la 'Familia Bitcoin'
Instagram/thebitcoinfamily
Lo vendieron todo y comparon Bitcoin para viajar por el mundoInstagram/thebitcoinfamily

Para la Familia Bitcoin, 2018 fue un año que tuvieron que sortear. Originarios de Holanda, en el verano de 2017 vendieron casi todas sus posesiones y las invirtieron en Bitcoin, con el objetivo de convertirse en "nómadas digitales", viviendo un estilo de vida minimalista, impulsado por la moneda digital.

"No se puede mirar al futuro. Vivimos de forma muy sencilla, vivimos el día a día", explica Didi Taihuttu, el padre de la familia Bitcoin.

"En 2018 nos dijimos: 'Vamos a coger este año, nos vamos a ir a vivir a zonas de acampada, a vivir en la naturaleza, a vivir en hermosos países asiáticos, y lo vamos a ver como una aventura'. ¿Cómo podemos ahorrar tantos Bitcoins como sea posible pero seguir disfrutando de la vida?' Una furgoneta camper en Portugal junto al mar, durmiendo gratis, duchándose en la playa; todas las cosas que las niñas no habían hecho nunca. Y las niñas decían: 'Oh, sí, eso es una aventura. No son nuestros padres los que están deprimidos porque Bitcoin se hunde'".

Y eso es lo que hizo la familia. Tras superar 2018, llevan más de tres años y medio viajando y viviendo el estilo de vida nómada que esperaban que les permitiera la criptodivisa. "En 2018, la vida nos costaba un Bitcoin al mes. Ahora, en 2020, un Bitcoin nos compra un año", dijo Taihuttu.

Él y su mujer se llevaron a sus tres hijas en busca de la libertad y de "dejar de ser parte del sistema".

Durante los primeros seis meses de sus viajes impulsados por el Bitcoin, mantuvieron sus cuentas bancarias tradicionales, pero en los últimos años se deshicieron de ellas y sólo han utilizado criptomonedas y soluciones criptográficas. Antes de obtener su primera tarjeta de débito criptográfica hace dos años, compraban cupones de Bitcoin en línea y los cambiaban por comestibles o cupones de McDonald's, reservando todo, desde vuelos y hoteles en línea con Bitcoin.

"Por supuesto, es un poco una apuesta", dijo Taihuttu. "Pero, por otro lado, sólo estás jugándotela si no estás dispuesto a perder y para nosotros, en ese momento de la vida, nos dimos cuenta claramente de que el dinero ya no tenía ningún valor para nosotros. Estábamos dispuestos a perderlo todo, todo el dinero, todo el lujo, porque eso ya no nos importaba".

¿Qué le depara el futuro a la familia Bitcoin? "Esa es una pregunta muy difícil. En mi caso, tengo sangre viajera que quiere explorar todo el mundo, pero ya hemos pasado de viajar muy rápido a viajar despacio. Nos quedamos en cada país un mínimo de cuatro o cinco meses para explorar realmente el país y conocer a la gente, la cultura".

Además de continuar con la labor benéfica que llevan a cabo desde hace varios años, Taihuttu afirma que la familia está estudiando la posibilidad de crear algunos "lugares de vida nómada digital" en Portugal y Tailandia para que sus hijas y su mujer puedan tener "bases sociales".

CoinDesk / Statista
Precio del bitcoin desde octubre de 2013 hasta el 16 de febrero de 2021CoinDesk / Statista

2020 - Un crash, un máximo histórico y la adopción de PayPal

El año pasado fue un año lleno de acontecimientos en el universo Bitcoin. La moneda online experimentó un "flash crash" en marzo en medio de una desaceleración económica mundial causada por la pandemia de coronavirus, pero inició una subida vertical que se aceleró a principios de octubre.

A principios de 2020, el Bitcoin todavía se consideraba una inversión marginal, pero a finales de año casi había cuadruplicado su valor y había alcanzado un máximo histórico por encima de los 28.000 dólares (23.072 euros), convirtiéndose en tema fijo en las conversaciones de los inversores grandes y pequeños.

Microsoft fue uno de los primeros en adoptar la tecnología y comenzó a aceptar la moneda como forma de pago para artículos digitales en diciembre de 2014. Pero fue el anuncio del gigante de Internet PayPal, de que permitiría a sus clientes comprar y vender Bitcoin en octubre del año pasado, lo que señaló que la criptomoneda había sido aceptada en la cultura general.

2021 - Tesla compra Bitcoin pero los ecologistas denuncian su alto consumo energético

El Bitcoin ha alcanzado la cifra récord de 50.000 dólares (41.257 euros) gracias, en gran medida, a que Tesla anunció que había comprado 1.500 millones de dólares de esta moneda virtual.

Pero, ¿esta fiebre del oro digital de una moneda descentralizada gestionada por sus usuarios es demasiado buena para ser verdad? Pues bien, los ecologistas están llamando la atención sobre el lado menos publicitado de Bitcoin: su consumo de energía.

La potencia de cálculo que exige la criptomoneda para minar y validar las transacciones es inmensa. Un reciente análisis de la Universidad de Cambridge puso en perspectiva el consumo de energía diciendo que Bitcoin utiliza más electricidad anualmente que toda Argentina.

Los críticos han atacado a Tesla, que se autodenomina "aceleradora de la transición del mundo hacia la energía sostenible con coches eléctricos, energía solar y soluciones integradas de energía renovable para hogares y empresas", por haber elegido invertir en los tokens, recordando que va en contra de su mensaje a favor del medio ambiente.

Mientras que muchos cantan las alabanzas de Bitcoin, además de cosechar sus beneficios, su creciente notoriedad y la atención que conlleva han hecho que se cuestione su ética. Sea cual sea el destino de la moneda digital, los devotos "HODL" -la jerga de la comunidad para mantener la criptodivisa en lugar de venderla- creen que, independientemente de la caída, Bitcoin se levantará de nuevo.