This content is not available in your region

RESUMEN-Los automóviles reducen el gasto de los consumidores en EEUU y la inflación se desacelera

RESUMEN-Los automóviles reducen el gasto de los consumidores en EEUU y la inflación se desacelera
RESUMEN-Los automóviles reducen el gasto de los consumidores en EEUU y la inflación se desacelera   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 27 ago – El gasto del consumidor estadounidense se desaceleró en julio, ya que una baja en las compras de vehículos de motor por su escasez compensó un aumento en los servicios, lo que respalda la opinión de que el crecimiento económico se moderará en el tercer trimestre cuando hay un rebrote de las infecciones por COVID-19.

Sin embargo, la base para la recuperación sigue siendo sólida. El informe del Departamento de Comercio del viernes mostró que los salarios aumentaron y los estadounidenses están ahorrando más.

La inflación parece haber alcanzado su punto máximo, lo que podría preservar el poder adquisitivo de los hogares. Las empresas también se están reabasteciendo y exportando más bienes, lo que sugiere que una desaceleración del crecimiento este trimestre podría ser temporal.

“Existen claros riesgos a la baja para el gasto si se cancelan más eventos y viajes y se retrasa la llegada de más productos a los estantes”, dijo Sal Guatieri, economista senior de BMO Capital Markets en Toronto.

“Pero es un poco pronto para tirar la toalla sobre las perspectivas económicas dadas las tendencias favorables de los salarios y el ahorro y el probable impulso de la inversión empresarial, los inventarios y el comercio en el tercer trimestre”, añadió.

El gasto del consumidor, que representa más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos, aumentó un 0,3% el mes pasado después de avanzar un 1,1% en junio. El aumento del mes pasado estuvo en línea con las expectativas de los economistas.

La demanda está volviendo a los servicios como viajes y ocio, pero el gasto ha sido insuficiente para compensar la caída de los bienes, cuyas compras también se ven afectadas por la escasez.

El gasto en bienes cayó un 1,1% el mes pasado, liderado por los vehículos de motor. La escasez mundial de semiconductores está obstaculizando la producción de autos. También hubo bajas en el gasto en bienes recreativos, así como en ropa y calzado.

El gasto en servicios aumentó un 1,0%, gracias a los servicios de alimentación y alojamiento.

La inflación siguió aumentando el mes pasado, impulsada por las implacables restricciones de oferta y el movimiento de la economía hacia la normalidad después de la agitación causada por la pandemia, pero se está desacelerando.

El índice de precios de los gastos de consumo personal (PCE), excluidos los componentes volátiles de alimentos y energía, subió un 0,3% en julio. Fue la ganancia más pequeña en cinco meses y siguió a un avance del 0,5% en junio.

En los 12 meses hasta julio, el llamado índice de precios PCE subyacente subió un 3,6%, después de un aumento similar en junio. El índice de precios PCE básico es la medida de inflación preferida por la Reserva Federal para su objetivo flexible del 2%.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, en un discurso en la conferencia económica de Jackson Hole el viernes, defendió su visión de larga data de que la alta inflación sería transitoria.

INGRESOS Y AHORROSAUMENTAN

La alta inflación redujo el gasto de los consumidores el mes pasado, que, ajustado por inflación, cayó un 0,1%. El llamado gasto real del consumidor subió un 0,5% en junio.

En otro informe del viernes, el Departamento de Comercio dijo que el déficit comercial de bienes disminuyó un 6,2% a 86.400 millones de dólares el mes pasado debido a que las importaciones cayeron y las exportaciones aumentaron.

Los inventarios minoristas aumentaron un 0,4%, mientras que las existencias de bienes en los mayoristas aumentaron un 0,6%.

La tasa de ahorro aumentó al 9,6% el mes pasado desde el 8,8% de junio, ya que parte del dinero desembolsado por el gobierno en el marco del programa de Crédito Tributario por Hijos a los hogares que calificaban fue ahorrado. Los ingresos personales se dispararon un 1,1% después de ganar un 0,2% en junio.

Los salarios también aumentaron, un 1,0% en julio, debido a que las empresas compiten por los escasos trabajadores.