This content is not available in your region

Ford dejará de fabricar en la India tras registrar pérdidas de 2.000 millones de dólares

Ford dejará de fabricar en la India tras registrar pérdidas de 2.000 millones de dólares
Ford dejará de fabricar en la India tras registrar pérdidas de 2.000 millones de dólares   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Aditi Shah y Aditya Kalra

NUEVADELHI, 9 sep – Ford Motor Co dejará de fabricar en la India y asumirá un agujero de unos 2.000 millones de dólares al no ver un camino hacia la rentabilidad en el país, sumándose a otros fabricantes de automóviles en abandonar un importante mercado en crecimiento dominado por sus rivales asiáticos.

La decisión de Ford llega después de las dificultades para ganarse a los consumidores indios y obtener beneficios. El fabricante de automóviles entró en la India hace 25 años, pero tiene una cuota inferior al 2% del mercado de vehículos de pasajeros.

En su comunicado, Ford dijo que había acumulado pérdidas operativas de más de 2.000 millones de dólares en 10 años en la India y que la demanda de sus nuevos vehículos había sido débil.

“A pesar de nuestros esfuerzos, no hemos sido capaces de encontrar un camino sostenible hacia la rentabilidad a largo plazo”, dijo el director de Ford India, Anurag Mehrotra, en el comunicado.

“La decisión se ha visto reforzada por los años de pérdidas acumuladas, el persistente exceso de capacidad de la industria y la falta de crecimiento previsto en el mercado automovilístico indio”, dijo.

Ford se suma a otros fabricantes de automóviles estadounidenses como General Motors y Harley Davidson que ya han abandonado la India, un mercado que en su día prometía un crecimiento exponencial. El país está dominado principalmente por los coches de bajo coste fabricados por Suzuki Motor Corp y Hyundai Motor.

Como parte del plan, Ford India cerrará sus operaciones en su planta de Sanand, en el estado occidental de Gujarat, para el cuarto trimestre de 2021, y la fabricación de vehículos y motores en su planta del sur de India, en Chennai, para 2022.

El fabricante de automóviles estadounidense seguirá vendiendo algunos de sus coches en la India a través de las importaciones y también proporcionará apoyo a los concesionarios para dar servicio a los clientes existentes. Se espera que su decisión afecte a unos 4.000 empleados.