This content is not available in your region

Suspenden la negociación de los bonos de la china Evergrande tras una rebaja de calificación

China Evergrande's snowballing debt crisis
China Evergrande's snowballing debt crisis   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Clare Jim y Andrew Galbraith

HONGKONG/SHANGHAI, 16 sep – La principal unidad de China Evergrande Group, Hengda Real Estate Group Co Ltd, solicitó el jueves la suspensión de la negociación de sus bonos corporativos que cotizan en el mercado nacional chino tras una rebaja de la calificación, en un contexto de crisis de liquidez de la empresa, segunda promotora inmobiliaria del país.

La solicitud se produce después de que las bolsas de Shanghái y Shenzhen hayan congelado repetidamente la negociación de los bonos en los últimos días debido a la volatilidad de la contratación.

Con un pasivo total de más de 300.000 millones de dólares, Evergrande busca desesperadamente fondos mientras se debate entre una quiebra desordenada, un colapso controlado o un rescate del Estado.

La suspensión de la contratación de los bonos corporativos de Hendga en tierra firme indica una creciente probabilidad de impagos y reestructuración de la deuda, según participantes del mercado.

El 15 de septiembre, Hengda recibió la notificación de la agencia de calificación China Chengxin International (CCXI) de que las calificaciones de los bonos habían sido rebajadas de AA a A, y que tanto las calificaciones de los bonos como su calificación de emisor habían sido incluidas en una lista de vigilancia para nuevas rebajas, según dijo en una declaración al mercado.

Hengda solicitó la suspensión de la negociación de sus bonos corporativos en el mercado nacional durante un día. Cuando se reanude su negociación el 17 de septiembre, sus bonos cotizados en bolsa de Shanghái y Shenzhen solo se intercambiarán a través de operaciones negociadas.

Un operador de bonos, que declinó ser identificado, dijo que los cambios en el mecanismo de negociación probablemente tienen como objetivo limitar la participación y frenar la volatilidad.

“Muchas empresas ajustarían el mecanismo de negociación de sus bonos antes de que se produzca la suspensión de pagos”, dijo.

James Shi, analista de deuda en dificultades del proveedor de análisis crediticio Reorg, dijo que la suspensión de pagos de Evergrande ha sido descontada en gran medida en el mercado, y que la tasa de recuperación de los inversores será probablemente baja en el caso de la probable reestructuración de la deuda.

“El mercado está bastante seguro de que Evergrande suspenderá pagos”, dijo Shi. Un coeficiente de recuperación muy bajo se debería en parte a las grandes pérdidas de muchos de los negocios no esenciales de Evergrande, que dificultan la liquidación de estos activos, según Shi.

Un informe de CreditSights de esta semana decía que la probabilidad de liquidación era baja si Evergrande entraba en suspensión de pagos.

Un gestor de fondos de bonos buitre con sede en Shanghái, especializado en bonos con calificación de basura, dijo que si los bonos de Evergrande caían por debajo de los 20 centavos de dólar, la valoración sería atractiva para los inversores pacientes, ya que una reestructuración podría llevar varios años.

Goldman Sachs dijo en un informe que debido a que Evergrande tiene bonos en dólares emitidos tanto por la empresa matriz como por un vehículo especial, las recuperaciones en una posible reestructuración podrían diferir entre los dos conjuntos de bonos, y cualquier posible proceso de reestructuración podría ser prolongado.

La preocupación por el posible contagio de la crisis de la deuda de Evergrande se ha extendido a otros emisores chinos de alta rentabilidad. Un índice de deuda china de alto rendimiento en dólares caía a 374,646 el jueves por la mañana, su nivel más bajo desde el 14 de abril de 2020.