This content is not available in your region

Biden no puede prometer que EEUU no romperá límite de deuda si republicanos no ayudan

La tensión aumenta en Washington mientras se acerca crisis por el techo de la deuda
La tensión aumenta en Washington mientras se acerca crisis por el techo de la deuda   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Susan Cornwell, Richard Cowan y Jarrett Renshaw

WASHINGTON, 4 oct -El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el lunes que no puede garantizar que el gobierno no rompa su techo de límite de deuda de 28,4 billones de dólares a no ser que los republicanos se unan a los demócratas y voten en favor de elevarlo, mientras aumenta el riesgo de un impago histórico en solo dos semanas.

Los senadores republicanos, liderados por el líder de la minoría, Mitch McConnell, han bloqueado dos veces la acción para elevar el techo de la deuda en recientes semanas, argumentando que quieren actuar pero no prestarán su ayuda.

Los republicanos dicen que los demócratas pueden usar una maniobra parlamentaria conocida como reconciliación presupuestaria para actuar en solitario. Destacados demócratas han rechazado la posibilidad.

Lo que los republicanos en el Congreso están “haciendo hoy es muy temerario y peligroso, bajo mi punto de vista”, dijo Biden en una conferencia de prensa en la Casa Blanca, acusándoles de jugar a la “ruleta rusa” con la economía estadounidense. “Elevar el límite de deuda equivale a pagar lo que ya debemos (…) no algo nuevo”.

Al ser preguntado sobre si podía garantizar que Estados Unidos no romperá el límite de deuda, el mandatario contestó: “No puedo. Eso depende de Mitch McConnell”. Después agregó que quiere hablar del asunto con él.

A fines del mes pasado, la Cámara de Representantes aprobó y envió al Senado un proyecto de ley para suspender el límite de los préstamos del Tesoro hasta fines de 2022. Se esperaba que el líder de la mayoría en el Senado, el demócrata Chuck Schumer, celebrara una votación sobre esa medida esta semana.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, advirtió la semana pasada a los legisladores que el Gobierno de Estados Unidos está cerca de agotar su capacidad de endeudamiento federal en torno al 18 de octubre.

No actuar podría tener catastróficas consecuencias económicas. Moody’s advirtió el mes pasado que no actuar podría provocar un declive de casi el 4% en la actividad económica, una pérdida de casi 6 millones de puestos de trabajo, una tasa de desempleo cercana al 9%, un desplome de las acciones que podría restar 15 billones de dólares al patrimonio de los hogares y un alza de las tasas de interés sobre las hipotecas, los préstamos al consumo y las deudas comerciales.

Los demócratas destacaron que votaron en favor de subir el límite de deuda durante el gobierno del republicano Donald Trump incluso aunque se oponían a las profundas rebajas de impuestos que se sumaron a la deuda.

“Elevar el límite de deuda suele ser una tarea bipartidista, y así debería ser”, comentó Biden.

El presidente culpó a las “temerarias políticas de impuestos y gasto” del anterior gobierno de Trump de la necesidad de subir el límite de deuda, destacando que Estados Unidos generó casi 8 billones de dólares de deuda nueva en más de cuatro años, más de un cuarto del total pendiente.

“Los republicanos en el Congreso subieron la deuda tres veces” con Trump, afirmó, con apoyo demócrata.