This content is not available in your region

Francia y España piden una respuesta paneuropea al aumento del precio de la energía

Francia y España piden una respuesta paneuropea al aumento del precio de la energía
Francia y España piden una respuesta paneuropea al aumento del precio de la energía   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Jan Strupczewski

LUXEMBURGO, 4 oct – Francia y España pidieron el lunes una respuesta europea coordinada al aumento de los precios mundiales de la energía para proteger a los ciudadanos más pobres y la competitividad de las empresas, así como para salvaguardar el ambicioso plan europeo de dejar de emitir CO2 para 2050.

Los precios del gas en la Unión Europea alcanzaron máximos históricos el viernes, cuando el principal proveedor de gas del bloque, Rusia, sometió al suministro de gas a un estricto control, añadiendo presión sobre los precios de los consumidores europeos de cara a la temporada de invierno.

“Lo que estamos viendo es un pico sin precedentes en los precios de la energía”, dijo a los periodistas la ministra española de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, cuando se disponía a participar en la reunión de ministros de Finanzas de la zona euro que se celebra en Luxemburgo el lunes.

Calviño afirmó que se trata de un problema que no se puede abordar a nivel nacional y que requiere de una respuesta europea coordinada, añadiendo que su país había preparado un documento sobre las posibles opciones.

Calviño dijo que una de ellas era la creación de una reserva estratégica europea de gas, que ayudaría al bloque de 27 países con 450 millones de consumidores a negociar precios más bajos que si las mismas compras se hicieran de forma individual.

“Hemos aprendido con la negociación del suministro de vacunas que somos más fuertes cuando hablamos con una sola voz”, dijo.

España también quiere que se actúe para frenar la especulación en el mercado de permisos de emisión de CO2, que hace subir los precios, añadió.

UN PROBLEMA DE AÑOS, NO DE MESES

El ministro francés de Economía, Bruno le Maire, se pronunció en el mismo sentido y dijo que propondrá una mejor regulación de las reservas europeas de gas, así como desvincular el precio de la electricidad del gas para vincularlo al coste medio de producción de cada país de la UE.

“El mercado europeo de la energía tiene una ventaja fundamental: asegura el suministro de energía en toda Europa. Pero también tiene una gran desventaja: la vinculación de los precios de la electricidad con los del gas”, dijo le Maire de camino a la reunión de ministros europeos.

Le Maire subrayó que este vínculo es ineficiente y crea un “callejón sin salida” para la transición de Europa hacia las fuentes de energía renovables. También dijo que los políticos deberían explicar a los votantes que la lucha contra el cambio climático supondrá un aumento a largo plazo de los costes energéticos.

“Durante años, no meses, tendremos que hacer frente a un aumento de los precios, porque se necesita más electricidad y existe un vínculo entre la electricidad y el gas”, dijo le Maire.

“También es necesario invertir más en fuentes renovables y quizá en centrales nucleares. Esto significa que podría ser necesario mucho dinero”.

Hacer frente a un aumento duradero de los precios de la energía “será una de las principales cuestiones políticas de los próximos años”, dijo.