This content is not available in your region

La inflación española de octubre marca un máximo de 29 años, impulsada por el coste de la energía

La inflación española de octubre marca un máximo de 29 años, impulsada por el coste de la energía
La inflación española de octubre marca un máximo de 29 años, impulsada por el coste de la energía   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

12 nov – La inflación española se disparó en octubre a su nivel más alto en 29 años, en gran parte debido al aumento de los costes del gas y la electricidad, pero ligeramente por debajo de los datos preliminares publicados hace dos semanas, según mostraron el viernes los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los precios de consumo aumentaron un 5,4% interanual en octubre, el ritmo más rápido desde septiembre de 1992, y muy por encima de la media de la zona euro, que ha aumentado en octubre a un 4,1% interanual desde el 4,0% de septiembre.

La estimación preliminar publicada el mes pasado era del 5,5%. La tasa de inflación mensual de octubre fue del 1,8%, según los datos.

Los precios de la vivienda y el transporte subieron un 20,5% y un 12,3% respecto a hace un año, dijo el INE en su segunda lectura más detallada, destacando que los costes de la electricidad subieron un 10% durante octubre.

Sin las medidas del Gobierno para reducir los impuestos sobre la energía, los precios de la electricidad habrían subido un 86%, mientras que la inflación general habría alcanzado el 6,1%, según los datos.

La inflación subyacente, que excluye los precios volátiles de los alimentos y la energía, se situó en el 1,4% interanual, frente a la lectura del 1,0% del mes anterior, lo que supone la mayor diferencia entre el IPC y las tasas subyacentes desde el inicio de la serie en agosto de 1986, añadió el INE.

El Banco de España ha advertido de que la recuperación económica del país podría correr el riesgo de ralentizarse si la inflación elevada y las interrupciones de la cadena de suministro mundial se prolongan más de lo previsto.

La Comisión Europea recortó el jueves su previsión de crecimiento económico de España para 2021 al 4,6% desde el 6,2%, muy por debajo de las previsiones del Gobierno de una expansión del 6,5%.

Los costes de endeudamiento de la eurozona también se han visto incrementados por los precios de la energía y los cuellos de botella en el suministro en los últimos meses, pero el Banco Central Europeo se ha mantenido firme en su mensaje habitual de que el rápido crecimiento de los precios es transitorio.