This content is not available in your region

Japón remará a la contra de las retiradas de estímulos con un paquete histórico

Japón lanza paquete de gastos récord, a contramano de tendencia global de reducción estímulos
Japón lanza paquete de gastos récord, a contramano de tendencia global de reducción estímulos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Leika Kihara y Tetsushi Kajimoto

TOKIO, 19 nov – Japón anunciará el viernes un paquete de gasto récord de 490.000 millones de dólares para amortiguar el golpe económico del COVID-19, desmarcándose de la tendencia mundial a retirar las medidas de estímulo vinculadas a la crisis que añade tensión a sus ya maltrechas finanzas.

El gasto se ha disparado debido a una serie de desembolsos, incluidos algunos criticados por no estar relacionados con la pandemia, como la entrega de dinero en efectivo a los hogares con jóvenes de 18 años o menos, y probablemente dará lugar a una emisión adicional de bonos este año, según los analistas.

El gasto masivo pondría de manifiesto la determinación del primer ministro nipón, Fumio Kishida, en su día considerado conservador en política fiscal, de centrarse en reflotar la economía y redistribuir la riqueza entre los hogares.

“La política monetaria reflacionaria y la política fiscal de ‘ir a lo grande o irse a casa’, promovidas por (el exprimer ministro) Shinzo Abe, son ahora la ortodoxia”, dijo James Brady, analista de Teneo.

“Aunque Kishida ha sido conocido en el pasado por ser de talante más bien duro, parece dispuesto a continuar con el modelo ‘Abenomics’ durante varios años más”.

En una reunión de miembros del Gobierno japonés y del partido gobernante celebrada el viernes, Kishida anunció su plan de gastar alrededor de 56 billones de yenes (490.000 millones de dólares) en el paquete de estímulo, y de elaborar un presupuesto extra para finales de año para financiar las medidas.

El Gobierno elaborará un presupuesto adicional de unos 32 billones de yenes para financiar parte del coste, según el borrador.

Las críticas del paquete de medidas se centraron en su gigantesca escala.

“Inflar el tamaño puede haberse convertido en el propósito sin pensar mucho si el gasto será efectivo”, dijo Takumi Tsunoda, economista principal del Instituto de Investigación del Banco Central Shinkin. “Es un gasto excesivo”.

Los tres paquetes de gasto masivo de Japón para contrarrestar la pandemia le han dejado una deuda pendiente a largo plazo que duplica aproximadamente el tamaño de su economía de 5 billones de dólares.