This content is not available in your region

El Ibex-35 toma beneficios atento a la evolución de ómicron y la política monetaria

El Ibex-35 toma beneficios atento a la evolución de ómicron y la política monetaria
El Ibex-35 toma beneficios atento a la evolución de ómicron y la política monetaria   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

2 dic – El Ibex-35 cerró con pérdidas el jueves ya que los inversores recogieron las ganancias de la sesión anterior, en un momento de creciente volatilidad en mercados ante la incertidumbre generada por un mayor número a nivel mundial de casos de la variante ómicron del coronavirus.

España detectó su primer caso de transmisión comunitaria de la nueva variante, mientras que Estados Unidos, Alemania y Rusia anunciaron planes de medidas por el COVID-19, aumentando la preocupación entre los inversores por el impacto de ómicron en la todavía incipiente recuperación económica mundial.

La variante frenó el apetito por el riesgo, aumentando el atractivo de los bonos soberanos de refugio y haciendo caer la renta variable europea.

A la inquietud vírica se añadían las declaraciones del presidente de la Reserva Federal sobre considerar un final más rápido de su programa de compra de bonos soberanos si fuera necesario, lo que podría abrir la puerta a subidas anticipadas de los tipos de interés, generando además la posibilidad de una inflación más persistente de lo inicialmente estimado.

“En el pasado, lo que hemos visto es que los bancos centrales utilizan el COVID como excusa para seguir siendo acomodaticios, y lo que estamos viendo ahora es que los bancos centrales se vuelven más agresivos a pesar de las crecientes preocupaciones en torno al COVID, por lo que supone un cambio en el mensaje”, dijo Mohammed Kazmi, gestor de carteras de UBP.

Reforzando la postura expresada por Jerome Powell en sus últimas comparecencias, datos publicados el jueves apoyaron la visión de un endurecimiento de las condiciones del mercado laboral en Estados Unidos.

Así las cosas, el selectivo bursátil español Ibex-35 cerró con una caída de 151,80 puntos el jueves, un 1,80%, hasta 8.300,80 puntos, mientras que el índice de grandes valores europeos FTSE Eurofirst 300 perdió un 1,07%.

“Técnicamente, las dudas se instalan alrededor del índice español debido a la incertidumbre que vive el selectivo tras estar coqueteando en varias sesiones con los mínimos de noviembre”, señaló en una nota Diego Morín, analista de IG.

“La mayor dependencia del selectivo español al ciclo económico pone en alerta al Ibex, el cual se mantiene a la cola de los índices europeos después de recibir un duro castigo por los fondos de cobertua”, añadió.

En el sector bancario, Santander perdió un 1,05%, BBVA retrocedió un 0,94%, Caixabank cedió un 0,04%, Sabadell cayó un 0,43%, y Bankinter se dejó un 0,16%.

Entre los grandes valores no financieros, Telefónica retrocedió un 3,91%, Inditex cedió un 2,44%, Iberdrola se dejó un 4,27%, Cellnex cayó un 2,19% y la petrolera Repsol subió un 0,82%.

Por arriba destacó CIE Automotive, especializada en piezas, que extendió las ganancias de la sesión anterior con un alza del 1,11%, mientras que el valor más castigado de la sesión fue Solaria, que retrocedió un 5,55%.

El grupo de energía solar es uno de los más castigados del índice en este año, con un retroceso acumulado del 33,06%.