This content is not available in your region

La china Kaisa no consigue visto bueno de bonistas para ampliar plazo y se arriesga a impago

La china Kaisa no consigue visto bueno de bonistas para ampliar plazo y se arriesga a impago
La china Kaisa no consigue visto bueno de bonistas para ampliar plazo y se arriesga a impago   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Sameer Manekar

3 dic – El promotor inmobiliario chino Kaisa Group Holdings Ltd dijo el viernes que no consiguió la aprobación mínima del 95% que necesitaba de los tenedores de bonos en el extranjero para ampliar el vencimiento de una nota de 400 millones de dólares que vence la próxima semana, lo que aumenta el riesgo de impago.

Con el sector inmobiliario chino atenazado por una crisis de liquidez sin precedentes, Kaisa se enfrenta ahora a la posibilidad de impago de sus bonos en el extranjero al 6,5% con vencimiento el 7 de diciembre y atrae de nuevo la atención sobre otros promotores que también se enfrentan a un gran deuda acumulada extranjera que vence en los próximos meses.

Kaisa esperaba canjear los 400 millones de dólares de los bonos extranjeros al 6,5% por nuevos bonos con vencimiento el 6 de junio de 2023 al mismo tipo de interés si al menos el 95% de los tenedores aceptaban. No ha revelado cuántos tenedores de bonos han aceptado la oferta.

Las acciones de la promotora caían un 9,8%, hasta un mínimo histórico de 0,92 dólares de Hong Kong, lo que eleva el desplome de las acciones en lo que va de año a cerca del 75%.

La empresa, que se convirtió en el primer promotor inmobiliario chino en incumplir sus bonos en dólares en 2015, dijo que había estado negociando con representantes de ciertos tenedores de bonos, pero que aún no se había llegado a un “acuerdo legalmente vinculante”.

“Para aliviar el actual problema de liquidez y alcanzar una solución óptima para todas las partes interesadas, la compañía está evaluando y está vigilando de cerca la condición financiera y la posición de efectivo del grupo”, dijo el viernes.

Añadió que seguía explorando la venta de activos y la prórroga o renovación de las obligaciones de deuda, aunque advirtió que no había ninguna garantía de que pudiera cumplir con el vencimiento del 7 de diciembre.

Un fallo en el pago o en el acuerdo con los acreedores tendría “un efecto material adverso” en la situación financiera de Kaisa, dijo.

Kaisa es el segundo mayor emisor de bonos en dólares entre los promotores inmobiliarios de China, después de China Evergrande Group, que tiene más de 300.000 millones de dólares en pasivos, y al igual que los demás ha estado luchando por conseguir capital para evitar un impago.

Reuters informó el mes pasado que la empresa estaba buscando vender su unidad de gestión inmobiliaria que cotiza en Hong Kong, Kaisa Prosperity Holdings Ltd.

La semana pasada, en su oferta de canje de notas, Kaisa dijo que podría considerar un ejercicio de reestructuración de la deuda si los tenedores de bonos no aprobaban la extensión del vencimiento.

El fracaso de Kaisa a la hora de conseguir el tan necesario salvavidas de sus acreedores también pesará sobre otros promotores más pequeños que buscan evitar los largos y engorrosos procesos de litigio y reestructuración, según los analistas.

También está en el horizonte el fin de un periodo de gracia de 30 días para Evergrande, que ha estado evitando por poco los impagos, después de que no pagara cupones por un total de 82,5 millones de dólares que vencían el 6 de noviembre.