This content is not available in your region

BOE sube tasas, Fed cambia el sesgo y BCE se lo toma con calma: las salidas a la pandemia divergen

BOE sube tasas, Fed cambia el sesgo y BCE se lo toma con calma: las salidas a la pandemia divergen
BOE sube tasas, Fed cambia el sesgo y BCE se lo toma con calma: las salidas a la pandemia divergen   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por William Schomberg, Balazs Koranyi y Howard Schneider

15 dic – Gran Bretaña se convirtió el jueves en la primera economía del G7 en subir las tasas de interés desde el inicio de la pandemia, mientras que la Reserva Federal de Estados Unidos también señaló planes para un endurecimiento monetario en 2022 y el Banco Central Europeo sólo redujo ligeramente su estímulo.

Los diferentes caminos tomados por los principales bancos centrales subrayan las profundas incertidumbres sobre cómo la variante ómicron, que se está extendiendo rápidamente, afectará a la economía mundial y sus diferentes puntos de vista sobre un aumento de la inflación que está aterrizando con fuerza en Estados Unidos y Gran Bretaña, pero menos en Europa y está ausente en Japón.

El riesgo de descontrol de los precios ha sentado un precedente para la Fed y el Banco de Inglaterra, mientras que la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, subrayó en una conferencia de prensa que la pandemia estaba deprimiendo de nuevo el gasto en la zona euro y amenazando el crecimiento.

“Para hacer frente a la actual ola pandémica, algunos países han introducido medidas de contención más estrictas (…) Esto podría retrasar la recuperación (…) La pandemia está pesando en la confianza de los consumidores y las empresas”, dijo Lagarde.

En este contexto, “tenemos que mantener la flexibilidad y las opciones” retirando el apoyo “paso a paso”, pero sin comprometernos a salir completamente de los programas de ayuda por la pandemia, añadió.

La Fed, por el contrario, se comprometió el miércoles a poner fin a las compra de bonos en marzo y apuntó a un calendario acelerado de subidas de tasas de interés.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo que Estados Unidos se dirigía en 2022 hacia un fuerte crecimiento y el pleno empleo una perspectiva lejana para la mayoría de los mercados laborales europeos y que el banco central debía tratar la inflación como el riesgo más acuciante.

Los responsables de la política monetaria del Banco de Inglaterra subieron el jueves la tasa de interés bancaria de referencia hasta el 0,25% desde el 0,1%, pese a las expectativas de los economistas de que se mantendría. El organismo dijo que la inflación alcanzaría el 6% en abril, tres veces el objetivo del Banco.

“El Comité sigue considerando que existen riesgos de dos caras en torno a las perspectivas de inflación a mediano plazo, pero que es probable que sea necesario un modesto endurecimiento de la política monetaria durante el periodo de previsión para cumplir el objetivo de inflación del 2% de forma sostenible”, dijo el banco central británico.

Los contagios diarios de coronavirus en el Reino Unido son los más altos desde los primeros días de la pandemia, lo que ha llevado al primer ministro Boris Johnson a imponer esta semana nuevas restricciones.

La primera lectura del Índice de Gerentes de Compras (PMI) del Reino Unido correspondiente a diciembre mostró el jueves que ómicron ya había afectado a las empresas británicas de hostelería y viajes, un día después de que datos mostraron que la inflación de los precios al consumidor se encontraba en su punto más alto de la década.

El BCE, que no ha alcanzado su objetivo de inflación durante la mayor parte de la última década, mantuvo las tasas de interés y anunció el fin de su programa de compra de activos por la emergencia en marzo.

Sin embargo, el banco central de la zona euro también prometió un amplio apoyo a través de su programa de compra de activos de larga duración, confirmó su visión moderada sobre la inflación y señaló que cualquier salida a los años de política ultraexpansiva será lenta.

“El Consejo de Gobierno considera que los avances en la recuperación económica y en la consecución de su objetivo de inflación a mediano plazo permiten una reducción gradual del ritmo de sus compras de activos en los próximos trimestres”, afirmó en un comunicado.

El Banco de Japón tiene previsto anunciar su política monetaria el viernes. Dado que la inflación para los consumidores sigue estando muy ausente, en su reunión sólo se está debatiendo una ligera reducción de las compras de activos corporativos.

MÁXIMOEMPLEO

La Reserva Federal duplicó el miércoles el ritmo al que recortará las compras de bonos, mientras que las previsiones de sus autoridades apuntan a hasta tres alzas de las tasas de interés el próximo año.

“La economía ya no necesita cantidades crecientes de apoyo de política monetaria”, dijo Powell en una conferencia de prensa. “En mi opinión, estamos avanzando rápidamente hacia el máximo empleo”.

Incluso si los demás no le pisan los talones, Powell y la Fed parecen haber establecido la agenda para un tumultuoso 2022, y si bien los otros banqueros centrales trazan también sus caminos de la salida de la pandemia, los ritmos son dramáticamente diferentes.

“Se vio en sus comentarios en el Congreso que eran más sobre el endurecimiento antes que sobre la preocupación por la salud de la economía global”, dijo Vincent Reinhart, economista jefe de Dreyfus & Mellon.

El banco central de Noruega, que había subido las tasas de interés en septiembre gracias a la recuperación de la economía, ha realizado una nueva subida, tal y como se esperaba, y ha afirmado que es probable que haya más.

El Banco Nacional de Suiza mantuvo el jueves su postura ultra laxa, con un tipo de interés fijo en el -0,75%. La inflación suiza, aunque en aumento, sigue siendo mucho más baja que la de otros países, con sólo un 1% el año que viene, para caer al 0,6% en 2023.

“El BNS mantiene su política monetaria expansiva”, dijo en un comunicado. “Está asegurando así la estabilidad de los precios y apoyando a la economía suiza en su recuperación del impacto de la pandemia de coronavirus”.