This content is not available in your region

La UE propone tres nuevos impuestos para devolver el préstamo del fondo de recuperación de COVID-19

La UE propone tres nuevos impuestos para devolver el préstamo del fondo de recuperación de COVID-19
La UE propone tres nuevos impuestos para devolver el préstamo del fondo de recuperación de COVID-19   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Jan Strupczewski y Kate Abnett

BRUSELAS, 22 dic – La Comisión Europea propuso el miércoles tres nuevos impuestos en toda la Unión Europea para ayudar a pagar el préstamo conjunto de los gobiernos del bloque de 27 países para su fondo de recuperación COVID-19 de 800.000 millones de euros (904.000 millones de dólares).

La primera medida introducirá una tasa sobre el CO2 emitido por los combustibles para edificios y automóviles en el marco de un nuevo mercado del carbono, al tiempo que utilizará el actual sistema de comercio de carbono de la UE para imponer costos de CO2 a los buques y aumentar los pagos actuales de las compañías aéreas.

Según la propuesta, una cuarta parte de esos ingresos por CO2que en la actualidad se destinan en su mayor parte a los gobiernos iría en el futuro al presupuesto de la UE, lo que supondría una media de 12.000 millones de euros anuales entre 2026 y 2030.

El segundo impondría costos de carbono a las importaciones de bienes procedentes de países con normas de emisiones de CO2 más débiles, y tres cuartas partes de esos ingresos irían al presupuesto comunitario, proporcionando 1.000 millones de euros al año de media entre 2026 y 2030.

El tercer gravamen otorgaría al presupuesto una cuota del 15% de los beneficios residuales de las grandes empresas multinacionales que se reubiquen en países de la UE en virtud de un acuerdo del G-20 y la OCDE sobre una reasignación de los derechos fiscales.

Estos ingresos podrían ascender a entre 2.500 y 4.000 millones de euros al año. El fondo de recuperación de COVID-19 debe devolverse antes de 2058.

El Comisario de Presupuesto de la UE, Johannes Hahn, dijo que los gobiernos tienen un fuerte incentivo para aceptar los nuevos impuestos, para evitar tener que pagar más en el próximo presupuesto de la UE para saldar esa deuda.

Las propuestas de la Comisión deben ser negociadas por el Parlamento Europeo y los países de la UE. Un segundo paquete de propuestas similares está previsto para 2023.

(1 dólar = 0,8849 euros)