This content is not available in your region

Abramovich entregó el control de una empresa a director del Chelsea el día de la invasión

Abramovich entregó el control de una empresa a director del Chelsea el día de la invasión
Abramovich entregó el control de una empresa a director del Chelsea el día de la invasión   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Andrew MacAskill y Paul Sandle

LONDRES, 18 mar – El empresario ruso Roman Abramovich transfirió una empresa que controlaba con decenas de millones de dólares de inversiones a un director del club de fútbol inglés Chelsea el día en que Rusia invadió Ucrania, mostraron documentos corporativos del Reino Unido.

Fue la segunda vez que Abramovich, propietario del Chelsea, transfirió activos a un socio cercano antes de que Gran Bretaña y la Unión Europea le impusieran sanciones este mes.

Después de que Gran Bretaña fue inicialmente más lenta que Estados Unidos y la Unión Europea en la imposición de sanciones tras la invasión del 24 de febrero, los legisladores británicos se quejaron de que el Gobierno estaba dando tiempo a los oligarcas para trasladar activos fuera del país.

Abramovich no respondió a las peticiones de comentarios que se le hicieron al Chelsea y a su portavoz. Un vocero del Gobierno británico no respondió a una solicitud de comentarios.

Abramovich, de 55 años, se convirtió en uno de los empresarios más poderosos de Rusia, sobre todo por el petróleo y el aluminio, durante el caótico periodo posterior a la desintegración de la Unión Soviética en 1991. El mes pasado, Forbes cifró su patrimonio neto en más de 13.000 millones de dólares.

Gran Bretaña y la UE impusieron sanciones como la congelación de activos a Abramovich y a otros cientos de personas y entidades rusas, por apoyar a Vladimir Putin. El empresario ha negado tener vínculos estrechos con el mandatario.

Un análisis de Reuters de los registros corporativos en Londres y Ámsterdam mostró que Abramovich figuraba anteriormente como “beneficiario efectivo” de Ervington Investments Limited, con sede en Chipre. La compañía ha realizado inversiones en al menos ocho empresas, incluyendo el motor de búsqueda más importante de Rusia, Yandex, según los archivos.

El 24 de febrero, Eugene Tenenbaum, un directivo del Chelsea que se describe en la página web del club como uno de los “socios más cercanos” de Abramovich, tomó el control total de Ervington, según una presentación en la Bolsa de Londres. Ni Gran Bretaña, ni la UE ni Estados Unidos han impuesto sanciones a Tenenbaum.

Tenenbaum dijo en una declaración a Reuters que su empresa compró Ervington Investments a un fideicomiso en el que Abramovich y sus hijos eran previamente los beneficiarios. La compra del fideicomiso, llamado Norma Investments, dijo, cumplía con las leyes y regulaciones.

Tenenbaum no quiso decir cuánto pagó por la participación.

“Ervington es una empresa con la que he trabajado durante muchos años”, dijo. “Conozco bien las inversiones y los empleados de la empresa, y la compra de Ervington me brinda la oportunidad de seguir trabajando con este negocio, bajo mi control y en beneficio mío y de los empleados”

Abogados londinenses dijeron que el movimiento significaba que los activos en posesión de Ervington no estarían sujetos a la congelación impuesta a los otros bienes de Abramovich.

El multimillonario ha cedido el control de dos empresas a socios comerciales desde el inicio de la guerra, según los archivos corporativos.

También el primer día del ataque de Rusia a Ucrania, que Moscú califica de operación especial, Abramovich traspasó Norma Investments a otro socio, David Davidovich, según muestran los archivos corporativos del Reino Unido.

Gran Bretaña impuso sanciones a Abramovich el 10 de marzo, alegando que se había beneficiado de transacciones con el gobierno ruso y de exenciones fiscales especiales.

Abramovich puso a la venta el Chelsea, vigente campeón de Europa, el 2 de marzo, pero tras el anuncio de las sanciones, el club pasó a operar con una licencia especial y ahora está controlado de hecho por el Gobierno británico.

Varios compradores potenciales del Chelsea han confirmado su interés y el plazo para la primera ronda de ofertas finaliza el viernes.