This content is not available in your region

Los pedidos semanales de ayuda por desempleo en EEUU caen a mínimos desde 1969

Los pedidos semanales de ayuda por desempleo en EEUU caen a mínimos desde 1969
Los pedidos semanales de ayuda por desempleo en EEUU caen a mínimos desde 1969   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

WASHINGTON, 24 mar – Los nuevos pedidos de ayuda por desempleo en Estados Unidos cayeron la semana pasada a su nivel más bajo en 52 años y medio, mientras que el número de estadounidenses en las listas de desempleo siguió disminuyendo, lo que apunta a una rápida disminución de la mano de obra disponible que mantendrá al alza la inflación salarial.

Las pedidos iniciales de ayuda estatal por desempleo cayeron en 28.000, hasta una cifra desestacionalizada de 187.000, en la semana terminada el 19 de marzo, lo que supone el nivel más bajo desde septiembre de 1969, según informó el jueves el Departamento de Trabajo. Los economistas encuestados por Reuters habían previsto 212.000 pedidos para la última semana. Las solicitudes han disminuido desde un máximo histórico de 6,149 millones a principios de abril de 2020.

Todavía no hay indicios de que el mercado laboral se haya visto afectado por la guerra de Rusia contra Ucrania, que ya se ha prolongado durante un mes y que ha hecho que los precios de la gasolina en EEUU alcancen máximos históricos, mientras se prevé que se agrave la tensión en las cadenas de suministro mundiales.

Las empresas se encuentran con serios problemas para conseguir trabajadores. A finales de enero había 11,3 millones de puestos de trabajo vacantes, con un récord de 1,8 puestos abiertos por cada persona desempleada.

Este desajuste entre la demanda de mano de obra y la oferta está impulsando el aumento de los salarios, lo que está proporcionando un cierto alivio a los hogares frente a la subida de los precios de la gasolina, además de alimentar la alta inflación.

La Reserva Federal subió la semana pasada su tipo de interés oficial en 25 puntos básicos, lo que supone su primera subida en más de tres años. El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo el lunes que el banco central estadounidense debe actuar “rápidamente” para subir las tasas y posiblemente “más agresivamente” para evitar que la alta inflación se afiance.

El informe de pedidos también mostró que el número de personas que reciben beneficios después de una semana inicial de ayuda se redujo en 67.000 a 1,350 millones durante la semana que terminó el 12 de marzo, el más bajo desde enero de 1970. Los datos de los llamados ‘pedidos continuos’ cubren el periodo durante el cual el Gobierno encuestó a los hogares para calcular la tasa de desempleo de marzo.

Los pedidos continuos disminuyeron entre los periodos de encuesta de febrero y marzo. La tasa de desempleo cayó en febrero a su nivel más bajo en dos años, el 3,8%.