This content is not available in your region

La producción y los servicios se contraen en China por primera vez desde 2020

La producción y los servicios se contraen en China por primera vez desde 2020
La producción y los servicios se contraen en China por primera vez desde 2020   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

PEKÍN, 31 mar – La actividad de las manufacturas y los servicios chinos se contrajo simultáneamente en marzo por primera vez desde el punto álgido del brote de COVID-19 del país en 2020, lo que hace más urgente una mayor intervención política para estabilizar la economía.

El índice oficial de gerentes de compras (PMI) del sector manufacturero cayó a 49,5 desde 50,2 en febrero, dijo el jueves la Oficina Nacional de Estadísticas (NBS), mientras que el PMI no manufacturero se redujo a 48,4 desde 51,6 en febrero.

La última vez que ambos índices PMI se situaron simultáneamente por debajo de la marca de 50 puntos que separa la contracción del crecimiento fue en febrero de 2020, cuando las autoridades se apresuraron a detener la propagación del coronavirus, detectado por primera vez en la ciudad central china de Wuhan.

La segunda economía del mundo se aceleró en enero-febrero, y algunos indicadores clave superaron las expectativas, pero ahora corre el riesgo de desacelerarse bruscamente a medida que las autoridades restringen la producción y la movilidad en las ciudades afectadas por el COVID, entre ellas Shanghái y Shenzhen.

“Recientemente, se han producido cúmulos de brotes epidémicos en muchos lugares de China, y junto con un aumento significativo de la inestabilidad geopolítica mundial, la producción y el funcionamiento de las empresas chinas se han visto afectados”, dijo Zhao Qinghe, estadístico principal de la NBS.

El confinamiento por COVID-19 en Shanghái ha perturbado la producción de automóviles en los últimos días, en los que dos importantes proveedores se unieron a Tesla a la hora de cerrar sus plantas para cumplir con las medidas de control de la propagación del coronavirus.

“El PMI se debilitó debido a que los brotes de ómicron en muchas ciudades chinas provocaron cierres e interrupciones en la producción industrial”, dijo Zhiwei Zhang, economista jefe de Pinpoint Asset Management.

“Como el cierre de Shanghái sólo se produjo a finales de marzo, es probable que las actividades económicas se ralenticen aún más en abril”.

El subíndice de producción cayó por debajo del listón de los 50 puntos por primera vez desde octubre, hasta los 49,5, lo que indica una contracción. El indicador de nuevos pedidos también se situó en territorio negativo.

“Debido a los brotes epidémicos, algunas empresas de algunas zonas redujeron temporalmente la producción o la detuvieron, lo que también afectó a la producción y al funcionamiento normal de las empresas de la cadena de producción y distribución”, dijo Zhao.

Algunas empresas también constataron cómo se cancelaban o reducían los pedidos en el extranjero debido a las incertidumbres geopolíticas, dijo Zhao.

El debilitamiento de la producción y la demanda aceleró la contracción de los puestos de trabajo en las fábricas, y el subíndice de empleo se deslizó a 48,6 en marzo, el más bajo desde febrero de 2021.

LO PEORDESDEWUHAN

“Los PMI probablemente subestiman el impacto en la actividad el mes pasado”, dijo Julian Evans-Pritchard, economista de China en Capital Economics.

“El índice de servicios se mantuvo por encima del mínimo de 45,2 que alcanzó el pasado agosto durante la ola delta. Esto se debe probablemente a que la encuesta se realizó antes de las peores interrupciones”.

Para amortiguar el impacto de los nuevos confinamientos por COVID-19, las autoridades han dado a conocer medidas de apoyo a las empresas, como exenciones de alquiler para algunas pequeñas empresas del sector servicios.

El miércoles, el Gobierno dijo que pondrá en marcha políticas para estabilizar la economía lo antes posible en medio de presiones cada vez mayores.

Se espera que el banco central, que mantuvo sin cambios su tipo de interés de referencia para los préstamos a empresas y hogares en marzo, recorte los tipos y reduzca los requisitos de reserva para los bancos a medida que aumenten las presiones económicas a la baja, según los analistas.

El PMI compuesto oficial de China, que combina manufacturas y servicios, se situó en 48,8 en marzo, frente a 51,2 en febrero.

El PMI compuesto se situó en su segunda lectura más baja registrada desde febrero de 2020, cuando el brote inicial de COVID hizo que el índice se desplomara hasta 28,9.

“Esto sugiere que la economía se está contrayendo a su ritmo más rápido desde el punto álgido del brote inicial de COVID-19 en febrero de 2020″, dijo Evans-Pritchard.