This content is not available in your region

La UE planea reducir las pruebas médicas innecesarias con un plan de datos sanitarios

La UE planea reducir las pruebas médicas innecesarias con un plan de datos sanitarios
La UE planea reducir las pruebas médicas innecesarias con un plan de datos sanitarios   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Francesco Guarascio

BRUSELAS, 3 may – La Comisión Europea quiere facilitar el acceso a los datos sanitarios a pacientes, médicos, reguladores e investigadores en un intento por mejorar los diagnósticos, reducir los costes innecesarios por la duplicación de pruebas médicas e impulsar la investigación en medicina, según un documento de la UE.

El documento, al que tuvo acceso Reuters y que se publicará más tarde el martes, esboza los planes del ejecutivo de la UE para un espacio europeo de datos sanitarios que, según Bruselas, supondría un gran ahorro y ganancias económicas de más de 10.000 millones de euros (10.510 millones de dólares) en 10 años.

Los pacientes de la UE gastan 1.400 millones de euros cada año sólo en imágenes médicas innecesarias, según el documento, que estima que una de cada 10 radiografías o ecografías no son necesarias porque suelen ser duplicaciones de imágenes válidas ya existentes.

También se estima que un mayor uso de las recetas electrónicas de fácil acceso supondrá un gran ahorro al reducir los errores en la dispensación de medicamentos. En muchos estados todavía se utilizan las recetas en papel.

La proliferación de pruebas y medicamentos innecesarios se debe sobre todo a los problemas de acceso a los datos sanitarios, ya que a menudo los propios pacientes no pueden acceder a la información sanitaria y los hospitales sólo comparten parcialmente los datos entre sí.

“Los ciudadanos no siempre pueden acceder fácilmente a sus datos sanitarios por vía electrónica, y si quieren consultar a médicos en más de un hospital o centro médico, a menudo no pueden compartir los datos con otros profesionales de la salud”, señala el documento.

La Comisión Europea cree que podría resolver el problema haciendo que los datos sean más accesibles para los pacientes mediante la creación de bases de datos de libre acceso en internet.

La Comisaria de Sanidad de la UE, Stella Kyriakides, ha declarado que un acceso más fácil a los datos sanitarios también ayudaría en gran medida a los pacientes con enfermedades graves, como el cáncer, al mejorar los diagnósticos.

Según el plan, los proveedores de asistencia sanitaria deberán producir datos sanitarios electrónicos interoperables.

Según el documento, los datos generados por las historias clínicas y las aplicaciones de bienestar de los pacientes se agruparían en formatos compatibles y se pondrían a disposición de los pacientes, los organismos reguladores y los investigadores bajo estrictas normas de protección de la privacidad. También está previsto reforzar la ciberseguridad.

La Comisión calcula que un acceso más fácil a los historiales sanitarios anónimos para los analistas y profesionales de los datos podría generar 5.400 millones de euros de beneficios económicos en una década gracias a una investigación más eficaz y a medicamentos más baratos.

Otros 5.500 millones de euros de ganancias provendrían del ahorro para los pacientes y los proveedores de asistencia sanitaria, y de un “crecimiento más rápido de los mercados de aplicaciones digitales de salud y bienestar”.

(1 dólar = 0,9519 euros)