This content is not available in your region

Brasil estudia eliminar impuesto a la importación de acero y otros productos: fuente

Brasil estudia eliminar impuesto a la importación de acero y otros productos: fuente
Brasil estudia eliminar impuesto a la importación de acero y otros productos: fuente   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Bernardo Caram

BRASILIA – El Gobierno de Brasil está estudiando eliminar los aranceles de importación de 11 productos alimenticios y de construcción, incluido el acero, para ayudar a enfriar los precios al consumidor, dijo una fuente familiarizada con el asunto.

Según la fuente, que habló bajo condición de anonimato porque las medidas están en estudio, el Gobierno está considerando incluir los productos en el régimen arancelario de importación diferenciado para los miembros del Mercosur, que permite reducir a cero las tarifas sin necesidad de negociar con otros miembros del bloque comercial sudamericano.

También está sobre la mesa una reducción de 10% del arancel externo común de Mercosur, dijo la fuente, luego de un primer recorte anunciado por Brasil en noviembre como una medida extraordinaria dentro de las normas del grupo.

Brasil se ha enfrentado a una inflación persistente de dos dígitos, con el choque de las materias primas exacerbado por la guerra en Ucrania que pesa sobre las perspectivas. Aumentando las presiones, la petrolera estatal Petrobras dijo el lunes que incrementaría los precios del diésel en un 8,9%.

El presidente Jair Bolsonaro, que busca la reelección en octubre, ya redujo algunos impuestos en un intento por aliviar la inflación, bajando el arancel sobre productos industrializados (IPI) y eliminando aranceles sobre el etanol y seis alimentos básicos.

La fuente también apuntó que el Gobierno planea una reforma fiscal con un impuesto del 10% sobre los dividendos y una reducción en la carga fiscal sobre las ganancias corporativas del 34% al 30%.

La reforma es más modesta que una propuesta ya aprobada en la Cámara Baja el año pasado pero no votada en el Senado. Estableció un impuesto del 15% sobre los dividendos de las empresas actualmente exento y una reducción de la carga de la ganancia corporativa al 26%.

Están en marcha negociaciones políticas para que el proyecto de ley sea reconsiderado en el Senado, pero modificado para que sea una “minireforma”, dijo la fuente, descartando la inclusión de cambios para reducir el impuesto a la renta de las personas físicas.