This content is not available in your region

La UE simplifica sus normas antimonopolio para fabricantes y distribuidores

Online sales prompt simpler EU antitrust rules for manufacturers, distributors
Online sales prompt simpler EU antitrust rules for manufacturers, distributors   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Foo Yun Chee

BRUSELAS – Las normas que regulan los acuerdos entre fabricantes y distribuidores se han simplificado debido al crecimiento de las ventas en línea y a la entrada de nuevos actores, como los ‘marketplaces’ o plataformas de venta en internet, dijeron el martes los reguladores antimonopolio de la UE.

Las normas, denominadas Reglamento de Exención por Categorías para Acuerdos Verticales y Directrices Verticales, entrarán en vigor el 1 de junio para sustituir al actual conjunto de normas que expiran este mes.

Las nuevas normas facilitan que los compradores se dirijan activamente a los clientes y que los proveedores fijen precios mayoristas diferentes para las ventas en línea y presenciales del mismo distribuidor, con el fin de incentivar o recompensar las inversiones.

Los acuerdos con objetivos de sostenibilidad, como las obligaciones de exclusividad para incentivar las inversiones en plantas de energía verde, también tienen más margen de maniobra.

Las normas también dicen que los criterios impuestos por los proveedores para las ventas en línea no deben impedir el uso efectivo de internet por parte del comprador o sus clientes para vender bienes o servicios, una cuestión que en el pasado ha enfrentado a las marcas con las plataformas en línea.

Entre las prácticas ilegales que contempla la nueva normativa está la de impedir que un distribuidor utilice un canal de publicidad en línea, como la publicidad en motores de búsqueda o los servicios de comparación de precios, para atraer clientes a su sitio web.

“Las nuevas normas proporcionarán a las empresas unas directrices actualizadas y adecuadas para una década aún más digitalizada”, dijo en un comunicado la responsable en materia digital de la Comisión Europea, Margrethe Vestager.

El grupo de presión del sector tecnológico CCIA criticó las normas, afirmando que facilitan a las grandes marcas y proveedores la discriminación de los canales de venta en línea.

“Durante los confinamientos por el COVID-19, muchos negocios tradicionales encontraron su camino en línea. Ahora la Comisión quiere que vuelvan a estar fuera de línea”, dijo en un comunicado la directora de política de la CCIA, Mathilde Adjutor.

“Con estos cambios, los acuerdos antimonopolio que serían ilegales para las grandes marcas y los grandes comerciantes fuera de internet pasarán a ser efectivamente legales en línea”, dijo.