This content is not available in your region

El suministro de gas en Alemania sigue estando asegurado -ministerio

German households will be prioritised in gas supply emergency -regulator
German households will be prioritised in gas supply emergency -regulator   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

BERLÍN – El suministro de gas de Alemania sigue estando asegurado, según el Ministerio de Economía, después de que se interrumpieran los flujos de gas ruso hacia Europa a través de un punto de tránsito clave en Ucrania.

Kiev dijo el martes que suspendería los flujos de gas a través del punto de tránsito de Sokhranivka que, según dijo, suministraba casi un tercio del combustible canalizado desde Rusia a Europa a través de Ucrania, y que trasladaría los flujos a otro lugar.

“Estamos siguiendo la situación de cerca. El equipo de crisis del gas y los operadores de la red de gasoductos también están supervisando la situación”, dijo el Ministerio de Economía alemán. “El suministro en Alemania sigue siendo seguro”, añadió.

Ucrania culpó a Moscú de la medida, diciendo que la ruta estaba controlada por las tropas rusas. El productor de gas ruso Gazprom, sin embargo, dijo que no veía ninguna razón para la interrupción y no estaba inmediatamente claro cómo podría resolverse la disputa o cuánto tiempo podría durar la suspensión.

La asociación alemana de la industria del gas dijo que sólo podría evaluar el impacto del cierre del punto de tránsito una vez que hubiera visto cómo afectaba a los flujos la medida.

El punto ucraniano de Sudzha estaba funcionando y también los flujos hacia Europa a través de Polonia en el gasoducto Yamal y a través del gasoducto Nord Stream 1 bajo el mar Báltico.

Alemania es el mayor consumidor de gas natural de Europa y, además de recibir gas de Rusia también recibe gas por gasoducto de Noruega, Países Bajos, Reino Unido y Dinamarca. También importa gas natural licuado (GNL) a través de terminales de GNL situadas principalmente en las costas del noroeste de Europa.

Un cese repentino de las entregas de gas ruso podría desencadenar una recesión en Alemania comparable a las de 2009 y 2020, si no peor, según un estudio del instituto IMK realizado esta semana.

Los analistas de Aurora Energy Research señalan en un informe de estrategia que si el GNL sustituyera gradualmente al gas ruso, los precios del gas podrían situarse en 40 euros por megavatio hora (MWh) en 2030. Los precios actuales del GNL, provocados por la crisis, son el doble.

Según los analistas de Aurora, una interrupción inmediata de las importaciones haría que los precios del gas se disparasen a 200-260 euros/MWh en 2022.

Alemania está intentando cambiar rápidamente a terminales flotantes de GNL propias, para llenar las reservas de gas en verano, e intentar encontrar formas de priorizar la distribución de gas en caso de crisis, dentro de un contexto europeo.