This content is not available in your region

Ventas de casas nuevas en EEUU bajan a mínimo de dos años; los precios suben

Ventas de casas nuevas en EEUU bajan a mínimo de dos años; los precios suben
Por Reuters

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON – Las ventas de viviendas unifamiliares nuevas en Estados Unidos cayeron a un mínimo de dos años en abril, probablemente debido a que las tasas hipotecarias elevadas y los precios altísimos sacaron del mercado inmobiliario a los compradores primerizos y a aquellos que buscaban propiedades como inversión.

Las ventas de casas nuevas cayeron un 16,6% a una tasa anual ajustada estacionalmente de 591.000 unidades el mes pasado, el nivel más bajo desde abril de 2020, dijo el martes el Departamento de Comercio. El ritmo de ventas de marzo se revisó a la baja a 709.000 unidades desde las 763.000 unidades informadas anteriormente.

Las ventas ahora han disminuido durante cuatro meses consecutivos.

Economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que las ventas de viviendas nuevas, que representan una pequeña parte de las ventas de casas en Estados Unidos, caerían a una tasa de 750.000 unidades. Las ventas cayeron un 26,9% interanual en abril. Alcanzaron un máximo de 993.000 unidades en enero de 2021, que fue el nivel más alto desde finales de 2006.

24ff62ed-9a34-4609-9aed-66836e66320f1

El mercado de la vivienda es el segmento de la economía más sensible a las tasas de interés y las ventas de viviendas nuevas son un indicador anticipado del sector, ya que se contabilizan a la firma de un contrato.

La hipoteca de tasa fija a 30 años superó el 5% en abril por primera vez desde febrero de 2011, según datos de la agencia de financiación hipotecaria Freddie Mac. La tasa ha aumentado, con un promedio de 5,25% en la semana que terminó el 19 de mayo, debido a que la Reserva Federal eleva las tasas de interés para enfriar la demanda interna y frenar la elevada inflación.

Los datos de la semana pasada mostraron que las ventas de viviendas usadas cayeron a un mínimo de dos años en abril, mientras que los permisos de construcción unifamiliares fueron los más bajos desde octubre pasado. La confianza de las constructoras de viviendas unifamiliares estuvo cerca de un mínimo de dos años en mayo.

A pesar de las señales de que la demanda de vivienda se está desacelerando, es probable que una escasez récord de casas limite la caída en las ventas. La moderación en las ganancias de ventas podría permitir que aumente la oferta y desacelere el crecimiento de precios de dos dígitos.

El precio medio de una vivienda nueva en abril se disparó un 19,6% respecto al año anterior, a 450.600 dólares. Casi todas las casas vendidas el mes pasado estaban por encima del nivel de precio de 200.000 dólares.

Al ritmo de ventas de abril, se necesitarían 9,0 meses para despejar la oferta de viviendas en el mercado estadounidense, frente a los 6,9 meses de marzo.