This content is not available in your region

La fuerte desaceleración de las empresas británicas hace saltar la alarma de la recesión -PMI

UK inflation hits 30-year high of 6.2% as Sunak readies response
UK inflation hits 30-year high of 6.2% as Sunak readies response   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Andy Bruce

LONDRES – El impulso de la economía británica se ralentizó mucho más de lo previsto este mes, lo que ha agravado los temores de recesión al tiempo que aumentaban las presiones inflacionistas, según una encuesta empresarial realizada el martes que mostró un creciente pesimismo.

El Índice Compuesto de Gerentes de Compras (PMI) de S&P Global, un indicador mensual de las industrias de servicios y manufactureras, cayó a 51,8 en mayo desde los 57,6 de abril, su nivel más bajo desde febrero del año pasado.

La lectura preliminar fue peor que todas las previsiones de una encuesta de Reuters entre economistas, que habían apuntado a una caída a un 57,0.

Es probable que el PMI plantee nuevos interrogantes sobre la fortaleza de la demanda en la economía británica, donde la inflación del 9%, la más alta de los últimos 40 años, ha contribuido a que los niveles de confianza de los consumidores estén en mínimos.

“Los últimos datos indican un mayor riesgo de que la economía caiga en la recesión mientras el Banco de Inglaterra intenta controlar la inflación”, dijo Chris Williamson, economista jefe de negocios de S&P Global Market Intelligence.

La desaceleración fue más acusada en el sector dominante de los servicios, donde el optimismo de las empresas sobre los próximos 12 meses cayó a su nivel más bajo desde mayo de 2020, durante el primer confinamiento por coronavirus.

“Las empresas citan un estado de ánimo cada vez más cauteloso entre los hogares y los clientes empresariales, vinculado a la crisis del coste de la vida, el Brexit, la subida de los tipos de interés, los confinamientos en China y la guerra en Ucrania”, dijo Williamson.

Las informaciones sobre el aumento de los costes pagados por las empresas estaban más generalizadas que en cualquier otro momento desde que el PMI de servicios comenzó en 1996.

Williamson dijo que había algunos indicios de que las presiones de los costes podrían estar tocando techo, y algunas empresas informaron de la resistencia de los clientes a los precios más altos y a la reducción de la demanda.

El índice de gestores de compras (PMI) del sector manufacturero también cayó en mayo a 54,6 desde 55,8 en abril, marcando su nivel más bajo desde enero de 2021.

Los nuevos pedidos de exportación disminuyeron al ritmo más rápido desde mayo de 2020, y varios fabricantes citaron las fricciones comerciales del Brexit como la principal razón de la caída.

Williamson dijo que los indicadores prospectivos de los sectores de servicios y manufacturas sugerían que lo peor estaba por llegar.