This content is not available in your region

La actividad de las fábricas chinas se contrajo más lentamente en mayo - sondeo de Reuters

La actividad de las fábricas chinas se contrajo más lentamente en mayo - sondeo de Reuters
La actividad de las fábricas chinas se contrajo más lentamente en mayo - sondeo de Reuters   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

PEKÍN – La actividad de las fábricas chinas se contrajo probablemente a un ritmo más lento en mayo, según un sondeo de Reuters, ya que se levantaron algunas restricciones al virus en centros manufactureros clave.

Se espera que el índice oficial de directores de compras (PMI) del sector manufacturero aumente a 48,6 en mayo desde 47,4 en abril, marcando el tercer mes consecutivo de contracción, según la mediana de las previsiones de 30 economistas encuestados por Reuters el lunes.

Una lectura por debajo de 50 indica contracción respecto al mes anterior, y por encima de 50, expansión.

Los primeros indicios sugieren que las condiciones mejoraron ligeramente en mayo, después de que el PMI manufacturero se desplomara en abril hasta ser el segundo más débil de la historia, dijo Julian Evans-Pritchard, economista de Capital Economics, en una nota.

“Algunos fabricantes de Shanghái que tuvieron que interrumpir sus operaciones en abril fueron autorizados a reanudar la producción este mes. Y las medidas aplicadas en los principales centros manufactureros de Changchun y Shenyang se revirtieron. El levantamiento de las restricciones interurbanas también alivió las interrupciones de la cadena de suministro”, dijo.

El centro comercial de Shanghái, situado en el corazón de la fabricación en el delta del río Yangtze, está dando pasos graduales para poner fin a un prolongado confinamiento de la ciudad el 1 de junio. Tesla añadió el jueves un segundo turno en su planta de Shanghái, en pos del objetivo de fabricar 2.600 coches diarios.

Los analistas afirman que las fábricas están aumentando lentamente sus niveles de producción, teniendo en cuenta el débil crecimiento de la producción de acero y la depresión de la generación de energía

La lectura relativamente débil refleja “la lenta recuperación de las perturbaciones de la cadena de suministro del delta del Río Yangtsé tras el confinamiento de Shanghái”, así como “la moderación de los nuevos pedidos, dado el todavía débil consumo interno y el debilitamiento de la demanda mundial”, dijeron los analistas de Morgan Stanley en una nota.

La economía china sigue enfrentándose a una presión a la baja en el segundo trimestre, con problemas en el sector inmobiliario y algunas zonas todavía bajo confinamiento.