This content is not available in your region

EXCLUSIVA-Las amenazas de Musk sobre el acuerdo con Twitter congelan nuevo financiamiento: fuentes

Exclusive - Musk's Twitter deal threats put new financing on ice - sources
Exclusive - Musk's Twitter deal threats put new financing on ice - sources   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Krystal Hu y Greg Roumeliotis

7 de junio – Los esfuerzos de Elon Musk por conseguir nuevo financiamiento que limite su contribución en efectivo a su adquisición de Twitter Inc por valor de 44.000 millones de dólares han quedado en suspenso debido a la incertidumbre que rodea al acuerdo, dijeron personas familiarizadas con el asunto.

Musk ha amenazado con abandonar el acuerdo a menos que la compañía de redes sociales le proporcione datos que respalden su estimación de que las cuentas falsas o de spam comprenden menos del 5% de su base de usuarios.

Esto culminó con una carta de los abogados de Musk a Twitter el lunes advirtiendo que podría alejarse del acuerdo a menos que se le proporcione más información.

Musk está obligado a pagar 33.500 millones de dólares en efectivo para financiar la operación, después de conseguir financiamiento con deuda para cubrir el resto. Su liquidez es limitada, ya que su riqueza, cifrada por Forbes en 218.000 millones de dólares, está ligada en gran medida a las acciones de Tesla Inc, el fabricante de coches eléctricos que dirige.

Musk ha estado en conversaciones para conseguir entre 2.000 y 3.000 millones de dólares en financiación de capital preferente de un grupo de firmas de capital privado liderado por Apollo Global Management Inc que reduciría aún más su contribución en efectivo, según las fuentes. Estas conversaciones están ahora en suspenso hasta que haya claridad sobre el futuro de la adquisición, dijo una de las fuentes.

La pausa en las actividades de financiación ofrece la primera señal clara de que las amenazas de Musk están interfiriendo en los pasos que ayudarían a completar el acuerdo.

Twitter ha insistido hasta ahora en que Musk ha estado cumpliendo con su obligación bajo su contrato, incluyendo la ayuda para asegurar la aprobación regulatoria para el acuerdo.

Los portavoces de Musk y Twitter no respondieron a las solicitudes de comentarios. Apollo declinó comentar.

Musk vendió acciones de Tesla por valor de 8.500 millones de dólares en abril después de firmar su acuerdo para comprar Twitter, y no está claro de cuánto efectivo dispone para cumplir con su obligación.

Ha conseguido 7.100 millones de dólares de un grupo de coinversores de capital para reducir su contribución. Musk también trató de reducir aún más esta exposición concertando un arriesgado préstamo de margen de 12.500 millones de dólares vinculado a las acciones de Tesla, pero luego lo desechó el mes pasado.

REMORDIMIENTODELCOMPRADOR

La incertidumbre de la operación también ha pesado en los planes de los bancos para sacar de sus libros los 13.000 millones de dólares de deuda que han comprometido para la adquisición a través de la sindicación.

Aunque todavía se están preparando para sindicar la deuda, los bancos tienen previsto esperar hasta que se aclare el acuerdo para poner en marcha el proceso, dijeron las fuentes.

Los bancos no creen que los inversores de crédito compren la deuda mientras persista la incertidumbre, dijeron las fuentes. Los bancos también han considerado poco útiles los comentarios públicos despectivos de Musk sobre la empresa, y esperaban que a esta altura ya les estuviese ayudando con las presentaciones a los inversores para sindicar el acuerdo, añadieron las fuentes.

Sin duda, la paralización de estas actividades no afecta a los compromisos adquiridos por Musk y los bancos para financiar el acuerdo. Twitter puede llevarles a los tribunales para obligarles a cumplir con sus obligaciones de financiación según el contrato de la operación si se quedan cortos.

La sindicación de la deuda podría surgir como un problema importante para los bancos si la disputa de Musk con Twitter llega a un litigio y son obligados por un juez a financiar el acuerdo. En ese escenario, podrían luchar para conseguir que los inversores compren la deuda si Musk no está dispuesto a ser el dueño de la empresa.

Esa posibilidad, sin embargo, se ve como remota. La mayoría de los inversores negocian las acciones de Twitter asumiendo que es mucho más probable que la empresa llegue a un acuerdo con Musk o le deje partir, en lugar de pasar por un prolongado litigio.