This content is not available in your region

Ventas minoristas de autos en China aumentan un 30% mensual en mayo: datos preliminares

China to halve purchase tax for small-engine cars
China to halve purchase tax for small-engine cars   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

SHANGHÁI, 8 jun – Las ventas de automóviles al por menor en China aumentaron un 30% en mayo con respecto a abril, según los datos preliminares publicados por un organismo del sector, ya que las autoridades desplegaron estímulos para reactivar un mercado deprimido por las medidas del país para combatir la propagación del COVID-19.

Las ventas de vehículos de pasajeros cayeron un 17% en mayo respecto al mismo mes del año previo, a 1,35 millones de unidades, según los datos preliminares publicados el miércoles por la Asociación China de Vehículos de Pasajeros (CPCA). Está previsto que la CPCA publique el jueves los datos definitivos de ventas de automóviles de mayo.

El mayor mercado automovilístico del mundo está prolongando la recuperación, ya que las ventas de coches entre el 1 y el 5 de junio fueron un 6% superiores a las del mismo periodo de mayo, según la CPCA.

El sector se ha visto duramente afectado en los últimos meses por los esfuerzos chinos para combatir la variante ómicron del coronavirus, que hizo que el país sometiera a estrictos confinamientos a muchas zonas, incluida Shanghái.

Las ventas de vehículos de pasajeros en los tres primeros meses aumentaron un 9% respecto a las de hace un año, según la Asociación China de Fabricantes de Automóviles.

Las autoridades están probando varios incentivos para reactivar el mercado, el último de ellos la reducción a la mitad del impuesto de compra para los autos de un precio no superior a 300.000 yuanes (45.000 dólares) y con motores de 2,0 litros o menos, hasta el 5% del precio de venta a partir del 1 de junio.

La medida podría suponer un aumento de 2 millones de ventas de coches adicionales este año, según la CPCA.

Las ciudades más congestionadas del país, como Shanghái y Shenzhen, han aumentado las cuotas de posesión de autos, mientras que los gobiernos locales también están subvencionando a las personas que cambien sus viejos vehículos de combustión por otros eléctricos.