This content is not available in your region

El avión de pasajeros Airbus A321XLR realiza su primer vuelo

El avión de pasajeros Airbus A321XLR realiza su primer vuelo
El avión de pasajeros Airbus A321XLR realiza su primer vuelo   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Jan Schwartz

HAMBURGO, Alemania, 15 jun – Airbus realizó el miércoles el vuelo inaugural de su más reciente y mayor avión de pasajeros de un pasillo, el A321XLR, un intento del fabricante de aviones europeo de aprovechar la demanda por aviones de largo alcance de fuselaje estrecho.

El avión bimotor de pasajeros despegó a las 1105 hora local (0905 GMT) de la fábrica de Hamburgo en Alemania, con miras a entrar en servicio en 2024.

Las acciones del fabricante europeo de aviones subieron un 0,6%.

Airbus presentó el A321XLR como una adición a su flota de aviones de fuselaje estrecho que cambiará las reglas del juego y permitirá a las aerolíneas prestar servicios en rutas de larga distancia poco transitadas de forma rentable, en lugar de obligar a los pasajeros a volar indirectamente a través de centros de distribución de tráfico.

La compañía dice que el A321XLR puede volar 4.700 millas náuticas (8.700 kilómetros), un 15% más que su avión de fuselaje estrecho de más alcance, lo que permitirá a las aerolíneas volar rutas como Houston-Santiago, Nueva York-Roma o Tokio-Sídney sin el costo de un avión de doble pasillo más grande.

La autonomía adicional es posible gracias a la incorporación de un nuevo depósito de combustible en la parte trasera del fuselaje.

HASTA UN AÑO

Sin embargo, Airbus se enfrenta a preguntas de los reguladores sobre el riesgo de incendio en caso de aterrizaje de emergencia y se ha visto obligado a retrasar la entrada en servicio al menos tres meses, hasta principios de 2024, para permitir la modificación de la estructura inferior.

Según los analistas, el peso de cualquier material de refuerzo podría reducir la autonomía del avión, uno de sus principales argumentos de venta.

Gary O’Donnell, ejecutivo de Airbus a cargo del programa A321XLR, dijo a periodistas que su “objetivo” era entregar el nuevo avión a los clientes con la autonomía de 4.700 kilómetros ya anunciada.

Fuentes del sector han declarado a Reuters que solucionar el problema de diseño podría llevar entre seis y nueve meses o incluso un año.

La publicación del sector Leeham News informó esta semana de que algunos de los clientes de las aerolíneas del avión también creen que la certificación podría retrasarse hasta un año, ya que los reguladores de todo el mundo adoptan una postura más dura tras la crisis de seguridad del Boeing.

No se ha establecido una fecha límite para la certificación o la primera entrega del A321XLR, según fuentes del sector.

En una rara intervención, Boeing expresó el año pasado su preocupación por los riesgos de incendio derivados del diseño de su rival.

Mientras tanto, el fabricante de aviones estadounidense se apresura a completar la certificación de su avión competidor, el 737 MAX 10, antes de que entre en vigor una nueva norma de seguridad a finales de año.