La UE pide a Hungría y Polonia que mejoren su calidad democrática

La UE pide a Hungría y Polonia que mejoren su calidad democrática
La UE pide a Hungría y Polonia que mejoren su calidad democrática Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Gabriela Baczynska

BRUSELAS, 13 jul -La Unión Europea pidió el miércoles a Hungría y Polonia que mejoren la independencia del poder judicial y de los medios de comunicación del país, así como que potencien sus salvaguardias contra la corrupción, afirmando que las condiciones para desbloquear miles de millones de ayuda comunitaria para ambos países siguen sin resolverse al persistir graves problemas.

La evaluación se incluyó en el nuevo informe sobre el Estado de derecho de la Comisión Europea, que incluye consejos para mejorar la democracia en los 28 Estados miembros del bloque, desde la mejora de la divulgación de información fiscal sobre los mandatarios hasta la digitalización de la administración pública.

Pero las miradas están puestas en los dos antiguos países comunistas, donde sus respectivos Gobiernos euroescépticos libran batallas cada vez más encarnizadas con la UE sobre migración, derechos humanos, asuntos medioambientales y valores democráticos.

"La invasión rusa de Ucrania es otro recordatorio de que los derechos fundamentales y el Estado de derecho son los pilares de la democracia", dijo la comisaria europea de Valores y Transparencia, Vera Jourova, al presentar el informe.

"Solo podemos seguir siendo creíbles si nuestra propia casa está en orden".

La Comisión Europea, con sede en Bruselas, está bloqueando a Budapest el acceso a 15.500 millones de euros de fondos de estímulo destinados a ayudar a levantar las economías del bloque de la crisis del COVID-19, así como a otros 36.000 millones de euros previstos para Polonia, el mayor país del este de la UE.

La Comisión ya ha aprobado los pagos para 25 países miembros. Polonia está en ese grupo, pero aún no ha recibido ningún dinero, ya que la Comisión se compromete a no hacer la transferencia bancaria real antes de que se arregle la justicia polaca.

El miércoles dijo que "persisten graves preocupaciones relacionadas con la independencia del poder judicial polaco".

Prescribió la separación de las funciones del ministro de Justicia y del fiscal general, la mejora del acceso de la sociedad civil a la elaboración de políticas y la garantía de un proceso justo a la hora de decidir las licencias de difusión de los medios de comunicación.

"No se trata del Estado de Derecho", dijo el ministro polaco de Justicia, Zbigniew Ziobro, que también es fiscal general del país y artífice de la revisión de los tribunales polacos que, según la UE, los ha dejado expuestos a la intromisión política.

"Se trata de poder, se trata de derrocar a un Gobierno que tiene un mandato democrático en Polonia", dijo Ziobro en una conferencia de prensa, en reacción a las recomendaciones de la Comisión.

Budapest ha dicho en repetidas ocasiones a lo largo de las semanas que estaba dispuesta a sellar un acuerdo con la Comisión, pero el la Comisión Europea ha informado de que los avances de Hungría son insuficientes.

ESTANCAMIENTO

El jefe de gabinete del primer ministro húngaro, Viktor Orbán, Gergely Gulyas, dijo el miércoles que Budapest cumplía todos los requisitos técnicos y legales para obtener los fondos, y acusó a la Comisión de politizar el asunto. La ministra de Justicia, Judit Varga, calificó el informe como "el habitual fuego cruzado".

El informe de la UE afirmaba que la preocupación por la independencia judicial en Hungría "sigue sin resolverse".

Recomendaba que Budapest refuerce el papel de su Consejo Judicial Nacional, así como que mejore la independencia de la autoridad reguladora de los medios de comunicación y adopte "reformas globales sobre los grupos de presión".

La retención de fondos de la UE llega en un momento delicado para Orbán, ya que la moneda húngara, el florín, ha alcanzado mínimos históricos frente al euro, en un contexto de inflación de dos dígitos y de aumento de los costes energéticos.

"Esto deja a Orbán con un problema económico difícil de resolver, que sería más fácil de tratar si tuviera acceso a la financiación de la UE", dijo la Eurointelligence en una nota el miércoles.

Mientras tanto, Orbán ha complicado los esfuerzos de la UE para imponer sanciones a Rusia por su guerra contra Ucrania, así como para acordar un impuesto de sociedades mínimo a nivel mundial.

"Hungría y la Comisión Europea (...) se acercan a una fase de estancamiento mutuamente perjudicial en su enfrentamiento sobre el Estado de derecho", dijo Eurointelligence.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El nuevo pacto migratorio de la UE abre una "nueva era mortal de vigilancia digital"

The Cube: ¿El monedero digital de la UE va a acabar con nuestra intimidad?

Instagram difuminará los desnudos para proteger a los menores de "sextorsión"