This content is not available in your region

Las ventas minoristas de la eurozona caen más de lo previsto en junio

Euro zone retail sales drop more than expected in June as prices rise
Euro zone retail sales drop more than expected in June as prices rise   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

BRUSELAS, 3 ago – Las ventas minoristas de la zona del euro cayeron más de lo previsto en junio, mientras los precios de las fábricas siguieron subiendo, según datos publicados el miércoles, lo que indica una debilidad de la demanda de los consumidores que podría anunciar una recesión en la segunda mitad del año.

La oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, dijo que el volumen de ventas al por menor en los 19 países que comparten el euro, ya ajustado por la inflación, cayó un 1,2% intermensual en junio, para un descenso interanual del 3,7%.

Los economistas encuestados por Reuters esperaban que las ventas mensuales se mantuvieran sin cambios y que la caída anual fuera sólo del 1,7%

La caída de las ventas al por menor, un indicador de la demanda de los consumidores, se produce en un momento en que los precios de producción aumentaron un 1,1% intermensual en junio, con un incremento interanual del 35,8%, según Eurostat, lo que indica una mayor presión al alza sobre la inflación de los consumidores y una presión a la baja sobre la demanda.

Aunque la economía de la zona del euro creció más de lo previsto en el segundo trimestre, los economistas afirmaron que la expansión probablemente haya sido el último avance antes de una probable recesión en la segunda mitad del año.

Afirmaron que la economía se resentiría por el aumento de los precios, alimentado principalmente por los elevados costes de la energía, causados por la invasión rusa de Ucrania, y los problemas de la cadena de suministro mundial.

Los datos de Eurostat mostraron que los precios de la energía en junio casi se duplicaron en comparación con los de 12 meses antes, pero incluso si se excluyen, los precios de producción siguieron siendo un 15,6% más altos en junio en términos interanuales, una subida que seguramente afectará al poder adquisitivo de los consumidores

La mayor caída de la demanda minorista fue la de los productos no alimentarios, excepto el combustible para automóviles, especialmente a través de la venta por correo e Internet, donde se desplomó un 12,5% interanual, según Eurostat.

Alemania, la mayor economía europea, registró la mayor caída de las ventas al por menor, un 8,8% interanual, y la tercera, Italia, también registró un descenso del 2,8% en términos anuales. La segunda economía, Francia, logró un aumento del 0,6% en términos interanuales.

Las ventas minoristas también cayeron un 6,1% interanual en Países Bajos, un 4,8% en Austria, un 8,8% en Irlanda y un 4,5% en Finlandia.