This content is not available in your region

Alemania se asegura el compromiso de suministro de gas para unidades temporales de GNL

Alemania firma un acuerdo con empresas de gas para suministrar dos terminales flotantes de GNL
Alemania firma un acuerdo con empresas de gas para suministrar dos terminales flotantes de GNL   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Christoph Steitz y Rachel More

FRÁNCFORT, 16 ago -Alemania consiguió el martes el compromiso de los principales importadores de gas de mantener dos terminales flotantes de gas natural licuado (GNL) totalmente abastecidas a partir de este invierno, en un intento de reducir la dependencia del combustible ruso, mientras Moscú advertía de que los precios del gas, que están por las nubes, podrían volver a dispararse.

Europa y Rusia están enzarzadas en un pulso por el suministro energético desde que Moscú invadió Ucrania y Occidente respondió con sanciones. Rusia, que anteriormente satisfacía alrededor del 40% de las necesidades de gas de Europa, ha cortado los flujos alegando problemas de equipamiento, mientras que Berlín dice que Moscú quiere “chantajear” a Europa.

Alemania, la economía más potente de Europa, que dependía más que la mayoría de Rusia, se ha apresurado a encontrar fuentes alternativas de gas antes del invierno en caso de que Rusia corte aún más los suministros o los interrumpa. Berlín ya ha advertido de un posible racionamiento de gas.

En virtud del Memorando de Entendimiento con Uniper, RWE y EnBW VNG, las dos Unidades Flotantes de Almacenamiento y Regasificación (FSRU) de Wilhelmshaven y Brunsbuettel estarán totalmente abastecidas desde su inicio operativo previsto para este invierno boreal hasta marzo de 2024.

El ministro de Economía, Robert Habeck, dijo que esto forma parte de los esfuerzos “para hacernos independientes y menos susceptibles al chantaje de (el Presidente ruso Vladimir) Putin, y para dotar a Alemania de una infraestructura energética robusta y resistente, en este caso de una infraestructura de gas”.

Las unidades flotantes son una medida provisional hasta que Alemania pueda construir dos terminales permanentes de GNLlas primeras que se construyen en el país para recibir el gas enviado desde todo el mundo, en lugar de depender del combustible ruso suministrado por gasoducto.

La crisis hizo que el precio de referencia del gas en Europa,, alcanzara un máximo histórico de casi 335 euros (341 dólares) por megavatio hora (MWh) en primavera. Desde entonces se han reducido, cotizando en torno a los 226 euros el martes, pero siguen siendo muy superiores a los de hace un año, cuando eran de unos 46 euros.

Gazprom, la empresa controlada por el Kremlin que tiene el monopolio de las exportaciones de gas ruso por gasoducto, dijo que los precios podrían aumentar un 60% más respecto a los niveles actuales, lo que supondría un mayor sufrimiento para los consumidores europeos. Dijo que podrían superar los 4.000 dólares por 1.000 metros cúbicos este invierno, frente a los 2.500 dólares actuales.

NUEVOSRETOS

Uniper, que se enfrentó a una crisis financiera al no poder cumplir sus compromisos de suministro en medio de la escalada de los precios del gas, fue rescatada por el Gobierno alemán en julio con un acuerdo de 15.000 millones de euros. Berlín también se ha hecho con una participación del 50% en la terminal fija de GNL prevista en Brunsbuettel, de la que son copropietarios RWE y Gasunie.

Antes de la crisis, Alemania recibía gran parte de su gas de Rusia a través del gasoducto Nord Stream 1 (NS1), propiedad mayoritaria de Gazprom. El gasoducto había suministrado 55.000 millones de metros cúbicos al año a Europa, pero actualmente funciona sólo al 20% de su capacidad.

Moscú achaca la reducción de los flujos a retrasos o fallos en los equipos. Berlín dice que son pretextos para devolver el golpe a Europa en respuesta a las sanciones impuestas por la invasión rusa de Ucrania.

“Las acciones erráticas del presidente ruso, los pretextos (sobre el NS1)… Es probable que tengamos que hacer frente a nuevos desafíos una y otra vez”, dijo Habeck.

Con las dos FSRU, Alemania podrá recibir hasta 12.500 millones de metros cúbicos de GNL al año, es decir, alrededor del 13% de la demanda de gas del país en 2021, según cifras de la empresa de investigación Enerdata.

Además de reducir los suministros a través de Nord Stream, también se han reducido los suministros rusos bombeados a través de Ucrania. Gazprom dijo que sus exportaciones de gas se redujeron en más de un tercio, hasta 78,5 bcm, entre el 1 de enero y el 15 de agosto, y que la producción disminuyó un 13,2%, hasta 274,8 bcm, en comparación con el año anterior.

La demanda mundial de GNL ya estaba en alza, ya que la economía mundial se ha recuperado de la pandemia de COVID-19. La crisis ucraniana ha impulsado aún más la demanda de GNL.

Pero Habeck dijo que los importadores de gas alemanes habían tenido éxito hasta ahora en la adquisición de cargamentos de GNL en el mercado mundial, que cifró en 500 bcm al año, aunque las conversaciones entre los importadores alemanes y Qatar un importante productor de GNL han fracasado.

(1 dólar = 0,9830 euros)