El yen se dispara tras la primera intervención de Japón desde 1998

El yen se dispara tras la primera intervención de Japón desde 1998
El yen se dispara tras la primera intervención de Japón desde 1998 Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Kevin Buckland y Alun John

TOKIO/LONDRES, 22 sep - El yen japonés subía con fuerza frente al dólar el jueves después de que las autoridades intervinieran en el mercado de divisas por primera vez desde 1998 para apuntalar la maltrecha moneda .

El dólar caía más de un 1%, hasta 142,3 yenes, después de haber cotizado más de un 1% al alza frente a la moneda japonesa. En el momento de redactar este artículo bajaba un 0,42%, a 143,4 .

El Gobierno japonés intervino en el mercado de divisas para vender dólares a cambio de yenes, con el fin de frenar las fuertes caídas recientes de la moneda japonesa, según declaró el jueves el principal responsable en materia de divisas, Masato Kanda.

"Teniendo en cuenta que el Banco de Japón acaba de aplicar una política monetaria muy relajada, justo después de que la Reserva Federal haya adoptado una postura más agresiva, creo que los fundamentos impulsarán el dólar/yen al alza", dijo la jefa de estrategia de divisas de Rabobank, Jane Foley.

"Pero lo que está haciendo Japón es enviar una señal de que hacer subir el dólar/yen no es un camino gratis".

Frente a otras divisas importantes, el dólar alcanzó máximos de varios años después de que la Reserva Federal sorprendiera a los mercados con unas previsiones de tipos de interés muy altas, mientras que el franco suizo se desplomó después de que el banco central subiera los tipos en los 75 puntos básicos previstos.

El dólar y el euro subían más de un 1% frente al franco suizo, con el dólar a 0,9764, y el euro a 0,9628.

El Banco Nacional Suizo elevó su tipo de interés oficial al 0,5% desde el nivel de -0,25% que había fijado en junio, lo que supone la segunda subida en 15 años.

"Creo que la reacción exagerada del EUR/CHF se debió a la opinión de que el BNS podría subir 100 puntos básicos, tras el Riksbank (de Suecia) a principios de esta semana. Creo que la reacción del mercado, la subida del EUR/CHF, es un poco exagerada", dijo Chris Turner, jefe global de mercados de ING.

El dólar también se fortaleció frente a otras divisas importantes y el índice del dólar —que mide la unidad estadounidense frente a una cesta de seis divisas— subía antes hasta 111,81 por primera vez desde mediados de 2002.

El euro se debilitó hasta un nuevo mínimo de 20 años de 0,9807 dólares, y la libra esterlina caía hasta un nuevo mínimo de 37 años de 1,1213 dólares.

El Banco de Inglaterra se reúne más tarde, y el mercado ve actualmente un 85% de probabilidades de que el Banco de Inglaterra suba los tipos de interés en 75 puntos básicos, y un 15% de que suba medio punto. [0#BOEWATCH]

El miércoles, la Reserva Federal publicó nuevas proyecciones que muestran que los tipos alcanzarán un máximo del 4,6% el próximo año y que no habrá recortes hasta 2024. Aumentó su rango de tipos de interés objetivo en otros 75 puntos básicos (pb) durante la noche, hasta el 3%-3,25%, como se esperaba ampliamente.

El dólar se vio apoyado por la demanda de activos de refugio después de que el presidente ruso Vladimir Putin anunciara que llamaría a filas a los reservistas para luchar en Ucrania y dijera que Moscú respondería con el poder de todo su vasto arsenal si Occidente proseguía con su "chantaje nuclear" sobre el conflicto en ese país.

Las divisas de las materias primas también se vieron afectadas por el deterioro de la confianza.

El dólar australiano caía hasta los 0,6574 dólares, su mínimo desde mediados de 2020. La liquidez de la divisa puede ser escasa, ya que Australia tiene un día festivo.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los organizadores de los Juegos Olímpicos desvelan su estrategia sobre el uso de la IA en el deporte

¿Qué va a cambiar esta vez con el 'halving' de Bitcoin?

El nuevo pacto migratorio de la UE abre una "nueva era mortal de vigilancia digital"