EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

La supuesta intervención de Japón en su mercado de divisas no consigue frenar la caída del yen

La supuesta intervención de Japón en su mercado de divisas no consigue frenar la caída del yen
La supuesta intervención de Japón en su mercado de divisas no consigue frenar la caída del yen Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Tetsushi Kajimoto y Yoshifumi Takemoto

TOKIO, 24 oct - Las autoridades japonesas continuaron el lunes sus esfuerzos por controlar la fuerte caída del yen, incluso mediante dos días consecutivos de presunta intervención en el mercado de divisas, pero finalmente no lograron apuntalar la moneda frente a la persistente fortaleza del dólar.

La caída del yen está perjudicando a la tercera economía del mundo al aumentar la factura de las importaciones y pone en tela de juicio el compromiso del Banco de Japón de mantener los tipos de interés ultrabajos ante el rápido endurecimiento monetario mundial para combatir la inflación galopante.

La moneda japonesa subía 4 yenes a 145,28 por dólar en las primeras operaciones de Asia del lunes, lo que sugiere que las autoridades han intervenido por segundo día consecutivo tras una medida similar adoptada por Tokio el viernes.

"Sin comentarios", dijo Masato Kanda, viceministro de Finanzas para Asuntos Internacionales, a los periodistas del Ministerio de Finanzas (MOF), cuando se le preguntó si habían intervenido de nuevo el lunes.

"Estamos supervisando el mercado las 24 horas del día mientras tomamos las respuestas adecuadas. Seguiremos haciéndolo también a partir de ahora", dijo Kanda, que supervisa la regulación sobre divisas de Japón.

Sin embargo, el yen no pudo mantener las ganancias iniciales y alcanzó brevemente un mínimo de 149,70 por dólar, ya que los mercados seguían centrándose en la creciente divergencia entre la política monetaria ultralaxa del Banco de Japón y los planes de subida de tipos de la Reserva Federal de Estados Unidos. En el momento de redacción de este artículo se situaba en torno a 148,80.

"En las pasadas crisis de la libra esterlina y la lira italiana, las autoridades acabaron fracasando en la defensa de sus monedas. Del mismo modo, la intervención furtiva de Japón sólo tiene efectos limitados", dijo Daisaku Ueno, estratega jefe de divisas de Mitsubishi UFJ Morgan Stanley Securities.

"La fortaleza del dólar es el principal factor de la debilidad del yen. Si Estados Unidos da señales de que sus subidas de tipos están llegando a su límite e incluso recortando los tipos de interés, el yen dejaría de debilitarse incluso sin intervención."

Según las estimaciones de las empresas de correduría del mercado monetario de Tokio, es probable que Japón haya gastado la cifra récord de 5,4 billones a 5,5 billones de yenes (36.160 millones de dólares a 36.830 millones de dólares) en su intervención de compra de yenes el pasado viernes.

Esta cifra es mucho mayor que los aproximadamente 2,8 billones de yenes que Japón gastó en apoyo de la moneda el 22 de septiembre, en la primera intervención de compra de yenes y venta de dólares desde 1998.

LA SITUACIÓN DEL BOJ

La difícil situación del yen pone al Banco de Japón en el foco de atención en su reunión de dos días que finaliza el viernes, en la que se espera que mantenga una política monetaria ultralaxa.

Con una inflación relativamente modesta y una economía incapaz de acelerar, el banco central se muestra cauteloso a la hora de subir los tipos y se arriesga a desencadenar una recesión.

"Es extremadamente indeseable" que los salarios reales de Japón, ajustados a la inflación, sigan cayendo, dijo el lunes el gobernador del BOJ, Haruhiko Kuroda, en el Parlamento.

"Es deseable que la inflación alcance de forma estable nuestro objetivo del 2% acompañado de subidas salariales", dijo Kuroda, subrayando la necesidad de seguir apoyando la economía con tipos ultrabajos.

Se espera que la Fed, que se reunirá la semana que viene, vuelva a subir los tipos, ya que se centra en la lucha contra la inflación al rojo vivo.

Es probable que el aumento del diferencial de tipos entre Estados Unidos y Japón mantenga la presión a la baja sobre el yen, que ha caído más de un 20% frente al dólar este año.

Las autoridades japonesas confirmaron su intervención en el mercado el 22 de septiembre. Desde entonces, las autoridades han guardado silencio sobre si hicieron algún otro intento de apoyar la moneda, incluido el viernes, cuando Tokio probablemente realizó una intervención furtiva.

(1$ = 149,3200 yenes)

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

En busca de la supertinteligencia artificial, evitando las presiones económicas o resultistas

El auge de la IA propulsa a Nvidia como la empresa más valiosa del mundo

La UE confía en que las investigaciones sobre la ASD se cierren en unos meses