Las compras en Alemania y Países Bajos suben en el Black Friday

Las compras en Alemania y Países Bajos suben en el Black Friday
Las compras en Alemania y Países Bajos suben en el Black Friday   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Maria Sheahan y Toby Sterling

BERLÍN/ÁMSTERDAM, 28 nov – Los alemanes compraron teléfonos inteligentes, adornos navideños, suéteres, joyas y vales de regalo en un repunte de las compras durante el fin de semana del Black Friday, según los minoristas, mientras que el gasto mejoró en Países Bajos.

Sin embargo, una encuesta realizada por la asociación alemana de minoristas HDE entre 400 empresas mostró que algo más de la mitad de los comerciantes seguían sin estar satisfechos con las ventas de la semana pasada, frente a un 30% que se declararon satisfechos.

Los minoristas de toda Europa temen que la temporada comercial navideña en general sea la peor en al menos una década, ya que los compradores están recortando gastos, afectados por la inflación de dos dígitos y el aumento de las facturas de energía.

Sin embargo, los primeros indicios sugieren que el Black Friday ha supuesto un cierto alivio.

“El negocio se recuperó claramente durante el fin de semana”, declaró el director general de HDE, Stefan Genth, después de que los comercios registraran una semana floja.

En Países Bajos, los datos de las transacciones con tarjeta de crédito y de las tiendas online mostraron un fuerte crecimiento interanual en la semana del Black Friday, aunque la inflación de precios neerlandesa del 15% influyó.

Los datos de International Card Services (ICS) mostraron que el número de transacciones en Países Bajos aumentó un 12% y el gasto un 30% en la semana.

Las grandes compras, como las de electrónica y muebles, fueron escasas. Según ICS, el mayor gasto se produjo en los grandes almacenes, en calzado y ropa y en alimentos y bebidas.

La HDE prevé que las ventas minoristas alemanas superen los 120.000 millones de euros (125.000 millones de dólares) en noviembre y diciembre, lo que supone un descenso del 4% en términos reales con respecto al periodo anterior.

Solo el 20% de los encuestados por la HDE se mostraron optimistas sobre las ventas de aquí a final de año.

“El negocio navideño está marcado por la crisis energética. Los minoristas están sintiendo la incertidumbre de los consumidores”, dijo Genth, y los minoristas del centro de la ciudad también siguen sintiendo el impacto del COVID-19.

(1 dólar = 0,9598 euros)