Los servicios de emergencia y las telecos piden a la UE proteger la electricidad de las redes

Los servicios de emergencia y las telecos piden a la UE proteger la electricidad de las redes
Los servicios de emergencia y las telecos piden a la UE proteger la electricidad de las redes Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Elvira Pollina, Supantha Mukherjee y Mathieu Rosemain

MILÁN/ESTOCOLMO/PARÍS, 5 dic - Los principales operadores de telecomunicaciones de Europa y un grupo de presión del sector de los servicios de emergencia instaron el lunes a Bruselas a proteger las redes móviles y fijas de los cortes de energía, según un documento consultado por Reuters, mientras crece la preocupación por la caída de las redes de telecomunicaciones durante los apagones generalizados.

Europa se enfrenta a un posible racionamiento de energía y a cortes de electricidad a raíz de la guerra en Ucrania, lo que pondrá a prueba este invierno algunos servicios esenciales, como las llamadas de emergencia, así como infraestructuras, como las redes de telecomunicaciones.

Algunos de los principales ejecutivos de las telecomunicaciones europeas, incluido el jefe de Orange, han expresado recientemente su preocupación al respecto.

La carta conjunta enviada el lunes es el primer paso formal de los Operadores Europeos de Redes de Telecomunicaciones (ETNO, por sus siglas en inglés) y la Asociación Europea de Números de Emergencia (EENA, por sus siglas en inglés) para presionar a la Comisión Europea para que intervenga.

ETNO representa a antiguos monopolios telefónicos nacionales como la alemana Deutsche Telekom , la española Telefónica y Telecom Italia , mientras que EENA habla en nombre de más de 1.500 representantes de servicios de emergencia de más de 80 países.

"En caso de que las redes de telecomunicaciones sean objeto de cortes programados, los ciudadanos correrían el riesgo de no tener acceso a los servicios de comunicaciones mientras dure el corte, incluidas las comunicaciones de emergencia", dice la carta firmada por los responsables de EENA y ETNO.

En caso de que se produzca un racionamiento durante el invierno, tendrían prioridad determinados servicios, como los hospitales, los servicios policiales y las instalaciones de producción de alimentos, según los planes actuales para garantizar el menor impacto posible si se produjeran apagones.

La mayoría de los puntos de respuesta de seguridad pública (PSAP, por sus siglas en inglés) -centros de llamadas que conectan las llamadas de emergencia- ya están designados como infraestructuras críticas, según la carta, lo que significa que se tomarán todas las medidas razonables para garantizar que no se vean afectados por los cortes de electricidad.

Pero a los servicios de emergencia y a los operadores de telecomunicaciones les preocupa que la infraestructura de telecomunicaciones, que depende de la conexión a la red eléctrica para funcionar, no esté considerada como crítica en algunos países.

"Nos preocupa que las redes de telecomunicaciones no hayan sido incluidas en las listas de sectores prioritarios", afirma la organización, que pide a la Comisión Europea que colabore con los Estados miembros para garantizar el suministro de energía a las redes en caso de que se produzcan racionamientos de electricidad, para permitir el acceso de la ciudadanía a los servicios de emergencia.

EENA también expuso estas preocupaciones en un comunicado publicado en su página web, después de que Reuters informara en septiembre de que los responsables del sector de las telecomunicaciones temían que la red no pudiera hacer frente a un racionamiento de energía.

La carta se envió a Ditte Juul Jorgensen, directora general del departamento de energía de la Comisión Europea, y a su homólogo en el departamento de redes de comunicaciones, Roberto Viola.

La Comisión Europea no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios de Reuters.

COSTOSO Y FRÁGIL

En la carta del lunes, EENA y ETNO también destacaron que cualquier solución de respaldo es costosa y frágil.

"Según nuestra experiencia, las baterías y los generadores diésel colocados en las estaciones base móviles son un blanco fácil para el vandalismo y el robo, y los costes de mantenimiento son elevados", dice la carta.

"Ampliar el actual y limitado suministro de energía de reserva propio de las redes de telecomunicaciones no es una opción, ya que no sólo sería extremadamente caro, sino que dicha ampliación llevaría años", afirma.

Francia, Suecia y Alemania intentan garantizar la continuidad de las comunicaciones, aunque los cortes de electricidad acaben agotando las baterías de reserva instaladas en las miles de antenas de telefonía móvil repartidas por sus territorios.

Pero en la actualidad no hay suficientes sistemas de reserva en muchos países europeos para hacer frente a los cortes de energía generalizados, según fuentes del sector de las telecomunicaciones.

Europa cuenta con casi medio millón de torres de telecomunicaciones, y la mayoría de ellas tienen baterías de reserva para hacer funcionar las antenas de telefonía móvil que duran unos 30 minutos.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

OpenAI afirma que The New York Times "pirateó" ChatGPT para reunir pruebas de una demanda judicial

Famosos como Dolph Lundgren y Lindsay Lohan "reclutados sin saberlo" para una campaña de desinformación contra la presidenta de Moldavia

MWC 2024: Microsoft abrirá el acceso a sus modelos de IA para que los países construyan sus propias economías de IA