Italia estudia un nuevo impuesto a bancos para reducir costo de pagos digitales de los minoristas

Italia estudia un nuevo impuesto a bancos para reducir costo de pagos digitales de los minoristas
Italia estudia un nuevo impuesto a bancos para reducir costo de pagos digitales de los minoristas Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Giuseppe Fonte y Alvise Armellini

ROMA, 7 dic - La coalición derechista que gobierna Italia está debatiendo un "impuesto de solidaridad" a los bancos que se utilizaría para recortar las comisiones de los pagos digitales a los comerciantes minoristas, afirmaron el miércoles los legisladores.

En el presupuesto de 2023, el gobierno ha propuesto proteger parcialmente a los minoristas de esas tasas eliminando las sanciones si sólo aceptan pagos en efectivo inferiores a 60 euros (63 dólares).

Sin embargo, se considera que la medida va en contra del espíritu de los compromisos adquiridos con la Unión Europea y fomenta la evasión fiscal en un país donde se evaden unos 100.000 millones de euros al año.

"Una opción que se está discutiendo es utilizar los recursos procedentes de una contribución de solidaridad que pesa sobre los bancos para rebajar esas comisiones", declaró el legislador oficialista Tommaso Foti.

Foti pertenece al partido Hermanos de Italia, de la primera ministra Giorgia Meloni. Habló al término de una reunión con Meloni y figuras clave de la coalición sobre el presupuesto para 2023.

Maurizio Lupi, líder de un pequeño partido centrista Nosotros con Italia -que forma parte de la coalición-, añadió que Roma está buscando formas de eliminar las comisiones bancarias para los pagos digitales inferiores a 15 o 20 euros.

En el presupuesto de 2023, el gobierno también propuso elevar el límite de los pagos en efectivo a 5.000 euros desde el umbral anterior de 1.000 euros, a partir del próximo año.

El Banco de Italia advirtió el lunes que reducir las restricciones al uso de efectivo fomentaría la economía clandestina y dificultaría la lucha contra los defraudadores fiscales.

Un día antes, Meloni dijo que su gobierno podría suavizar sus planes de favorecer el efectivo frente a las tarjetas de crédito para los pequeños pagos, tras mantener conversaciones con la Comisión Europea.

En su plan de recuperación post-COVID financiado por la UE, Italia prometió a la Comisión Europea reducir la llamada "brecha fiscal" -la diferencia entre la deuda tributaria potencial y la cantidad de impuestos pagados- al 15,7% desde el 18,5% en 2019, algo que implica recuperar alrededor de 7.000 a 8.000 millones de euros de impuestos evadidos para 2024.

(1 dólar = 0,9535 euros)

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Apártate Google. Así se utilizan los nuevos sitios de búsqueda de IA generativa

¿Cuál es la diferencia entre la Inteligencia artificial de códigos abierto y cerrado?

Deja de meter en arroz tu iPhone si está mojado, advierte Apple