Los dirigentes chinos anuncian más estímulos para 2023 mientras el COVID-19 nubla las perspectivas

Los dirigentes chinos anuncian más estímulos para 2023 mientras el COVID-19 nubla las perspectivas
Los dirigentes chinos anuncian más estímulos para 2023 mientras el COVID-19 nubla las perspectivas Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Kevin Yao

PEKÍN, 13 dic - Cuando los líderes chinos se reúnan este mes para establecer la agenda económica del próximo año, es probable que esbocen más medidas de estímulo, deseosos de apuntalar el crecimiento y aliviar las perturbaciones causadas por el repentino fin de las restricciones del COVID-19, dijeron fuentes cercanas a la toma de decisiones y analistas.

En los tres días de las sesiones a puerta cerrada de la Conferencia Central de Trabajo Económico anual, se espera que el presidente Xi Jinping y otros altos responsables discutan objetivos de crecimiento muy esperados, la expansión del gasto fiscal en infraestructura y otros programas y la posibilidad de una mayor flexibilización monetaria.

Se enfrentan a un reto de enormes proporciones: la reciente relajación de las duras restricciones impuestas por China en relación con el COVID-19 está provocando un aumento de las infecciones, complicado por la falta de coherencia de los mensajes y la fragilidad del sistema sanitario.

Esta oleada ya ha afectado a Pekín, donde el inicio de la conferencia se retrasó debido a una repentina oleada de infecciones por COVID-19, publicó Bloomberg News el martes.

La conferencia no tiene un calendario anunciado públicamente, pero debe celebrarse antes de finales de año para establecer la política del nuevo ejercicio. Se esperaba que se celebrara antes de finales de esta semana.

Economistas e inversores, preocupados por la falta de datos fiables sobre el empeoramiento de la situación económica en China y deseosos de conocer con claridad las perspectivas económicas, analizarán este año las vagas declaraciones políticas y las irregulares filtraciones a los medios de comunicación que seguirán a la secreta conferencia en busca de pistas sobre cómo pretende el Gobierno reactivar el crecimiento.

"Debemos impulsar la demanda interna, el consumo y la inversión y estabilizar el sector inmobiliario", dijo a Reuters Zong Liang, jefe de análisis del estatal Banco de China.

La economía china —la segunda del mundo— creció sólo un 3% en los tres primeros trimestres del año y se espera que se mantenga en torno a esa tasa durante todo el año, muy por debajo del objetivo oficial de "en torno al 5,5%".

El crecimiento se ha visto frenado por las restricciones impuestas por el COVID-19, que han provocado frecuentes cuarentenas y han perturbado la producción y frenado el gasto de los consumidores, agravando los efectos de la persistente crisis del sector inmobiliario chino y del debilitamiento de la economía mundial, que ha lastrado el sector exportador.

La semana pasada, las autoridades abandonaron elementos clave de su estricta postura contra el COVID-19, presionadas por los crecientes costes económicos y las protestas públicas generalizadas.

La medida fue bien acogida por los mercados mundiales por los beneficios económicos a largo plazo, pero conlleva la perspectiva a corto plazo de un aumento de las infecciones y el dolor que ello conllevará.

DILEMA DEL CORONAVIRUS

El dilema no pasa desapercibido para los dirigentes chinos, incluido un nuevo equipo de altos responsables económicos seleccionados por el congreso del partido celebrado en octubre, en el que Xi llenó los principales órganos decisorios del partido con sus aliados más cercanos. Tomarán posesión formal de sus cargos en marzo.

El Politburó chino, máximo órgano decisorio del gobernante Partido Comunista, dijo la semana pasada que los esfuerzos de política fiscal se intensificaría y sería más eficaz el año que viene, mientras que la política monetaria sería selectiva y contundente.

Es probable que el banco central intensifique el apoyo selectivo a los sectores con problemas a través de sus herramientas estructurales, dijeron a Reuters fuentes cercanas a los dirigentes y analistas.

Asesores del Gobierno dijeron a Reuters el mes pasado que recomendarían a la conferencia adoptar objetivos de crecimiento para 2023 que oscilen entre el 4,5% y el 5,5%, mientras que un asesor del banco central dijo el mes pasado que China debería fijar un objetivo no inferior al 5%.

Desde entonces, las propuestas de que China debería aspirar a un crecimiento en torno al 5% han cobrado fuerza en vísperas de la reunión.

"Creo que deberíamos fijar un objetivo de crecimiento superior al 5%", dijo un asesor del Gobierno, que habló bajo condición de anonimato porque las deliberaciones son confidenciales.

"Tenemos que intensificar la política fiscal y creo que el ratio de déficit presupuestario del año que viene debería elevarse al menos al 3%".

El objetivo de déficit presupuestario para 2022 se fijó en torno al 2,8% del PIB.

Es probable que el Gobierno mantenga sin cambios su objetivo de inflación anual en torno al 3% el año que viene, dijeron asesores gubernamentales.

El director del banco central, Yi Gang, prometió este mes centrarse en apoyar la ralentización de la economía y afirmó que la inflación probablemente se mantendría moderada en 2023.

Aunque se espera que los objetivos económicos clave se aprueben en la reunión, no se anunciarán públicamente hasta la reunión anual del parlamento chino, que suele celebrarse en marzo.

"(El próximo año) será el primero bajo el liderazgo del nuevo equipo económico tras el XX Congreso del Partido", dijeron analistas de JPMorgan en una nota a clientes.

"También será el año de transición para el cambio de política frente al COVID-19 de China".

La conferencia, dijeron, será clave no sólo para el objetivo de crecimiento, sino para obtener más pistas sobre la política monetaria y fiscal, especialmente cualquier cambio hacia las transferencias a los hogares, así como orientación sobre las políticas relacionadas con la vivienda y el COVID-19.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Apártate Google. Así se utilizan los nuevos sitios de búsqueda de IA generativa

¿Cuál es la diferencia entre la Inteligencia artificial de códigos abierto y cerrado?

Deja de meter en arroz tu iPhone si está mojado, advierte Apple