El Banco de Inglaterra advierte del aumento de la presión sobre los hogares y las empresas británicas

Los bancos todavía necesitan aprender lecciones de las crisis de 2022: BoE
Los bancos todavía necesitan aprender lecciones de las crisis de 2022: BoE Derechos de autor Thomson Reuters 2023
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por David Milliken y Huw Jones

LONDRES, 13 dic - El Banco de Inglaterra advirtió el martes de la "presión significativa" sobre los hogares y las empresas debido al aumento de la inflación y de los costos de los préstamos, pero dijo que eran más resistentes que antes de la crisis financiera mundial.

El Banco de Inglaterra ha señalado anteriormente que Gran Bretaña está entrando en una larga recesión y los analistas del Gobierno han pronosticado una reducción récord del nivel de vida, en medio de una fuerte subida de las tasas de interés en el último año para frenar una inflación en su nivel más alto en 41 años.

"La caída de los ingresos reales, el aumento de los costos hipotecarios y el incremento del desempleo ejercerán una presión significativa sobre las finanzas de los hogares", declaró el Banco de Inglaterra en su Informe semestral sobre la estabilidad financiera.

Es probable que unos 4 millones de hogares tengan que hacer frente a pagos hipotecarios más elevados en 2023, con una cuota hipotecaria mensual media que pasará de 750 libras a 1.000 libras, lo que equivale aproximadamente al 17% de los ingresos antes de impuestos.

Sin embargo, el Banco de Inglaterra predijo que el 2,4% de los hogares se encontrarían con pagos hipotecarios difíciles de afrontar.

En comparación con la crisis financiera mundial de 2008 y la recesión de principios de la década de 1990, se trata de una proporción menor, en parte porque cada vez más hogares tienen hipotecas a tasa fija y la normativa sobre préstamos es más estricta que en décadas anteriores.

El mercado inmobiliario británico ya está empezando a desacelerarse ante la subida de las tasas de interés y la incipiente recesión.

El prestamista hipotecario Halifax registró en noviembre la mayor caída mensual de los precios de la vivienda desde 2008, y el organismo especializado UK Finance pronosticó el lunes que los préstamos para la compra de vivienda caerán casi una cuarta parte el próximo año.

El Banco de Inglaterra también advirtió de un mayor peligro de cristalización de los riesgos financieros globales.

"Los fuertes aumentos de los precios, incluidos los de la energía, el endurecimiento de las condiciones financieras y el empeoramiento de las perspectivas de crecimiento y desempleo seguirán pesando sobre la asequibilidad de la deuda para los hogares, las empresas y los gobiernos a nivel mundial", dijo el BoE.

El BoE juzgó "bajo" el riesgo de una pérdida brusca del apetito de los inversores por activos británicos como los bonos del Estado, ya que la agitación había remitido desde el mini-presupuesto de septiembre del breve gobierno de Liz Truss.

"La percepción del marco de la política macroeconómica británica puede tener un impacto material en las condiciones financieras del Reino Unido", afirmó.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Fuera los teléfonos móviles de las escuelas italianas

Apártate Google. Así se utilizan los nuevos sitios de búsqueda de IA generativa

¿Cuál es la diferencia entre la Inteligencia artificial de códigos abierto y cerrado?