El IPC británico cae desde máximos de 41 años y da un respiro al Banco de Inglaterra

El IPC británico cae desde máximos de 41 años y da un respiro al Banco de Inglaterra
El IPC británico cae desde máximos de 41 años y da un respiro al Banco de Inglaterra Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por David Milliken

LONDRES, 14 dic - La inflación británica cayó más de lo esperado en noviembre, hasta el 10,7%, frente al 11,1% de octubre, su nivel más alto en 41 años, según los datos oficiales de precios al consumo, que pueden ofrecer cierto alvio al Banco de Inglaterra y a los hogares.

Los economistas consultados por Reuters habían previsto que la tasa de inflación de los precios al consumo caería hasta el 10,9%. Tanto la inflación de Estados Unidos como la de la zona euro se moderaron el mes pasado más de lo previsto, lo que hace albergar esperanzas de que la actual oleada de inflación haya tocado techo.

"Los precios siguen subiendo, pero menos que el año pasado por estas fechas, y el ejemplo más notable es el de los carburantes", declaró Grant Fitzner, economista jefe de la Oficina Nacional de Estadística.

El Banco de Inglaterra lucha contra una inflación muy por encima de su objetivo del 2%, y ha subido los tipos de interés con contundencia en los últimos 12 meses. La mayoría de los economistas prevé que el jueves vuelva a subir los tipos del 3% al 3,5%.

El mes pasado, el Banco de Inglaterra pronosticó que el Reino Unido se encaminaba hacia una larga recesión, en la que la inflación no volvería a su objetivo hasta principios de 2024, y el organismo de control presupuestario del Gobierno predijo el mayor recorte del nivel de vida desde que se empezaron a registrar datos en la década de 1950.

El IPC subyacente -que excluye los precios de la energía, los alimentos, el alcohol y el tabaco, y que según algunos economistas ofrece una mejor indicación de las tendencias de los precios a largo plazo- cayó al 6,3% en noviembre, frente al 6,5% de octubre.

La inflación británica empezó a repuntar el año pasado, impulsada por los estrangulamientos pospandémicos de la economía nacional y mundial, y se aceleró cuando los precios europeos de la energía subieron tras la invasión rusa de Ucrania en febrero.

El Banco de Inglaterra también ha señalado que la escasez de mano de obra y las fricciones comerciales y migratorias derivadas del Brexit han contribuido a la subida de los precios.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

MWC 2024: Microsoft abrirá el acceso a sus modelos de IA para que los países construyan sus propias economías de IA

Estos futuristas zapatos impresos en 3D se amoldan a tus pies y podrían llegar pronto al mercado

Fuera los teléfonos móviles de las escuelas italianas