Bankman-Fried deja las Bahamas tras dar su consentimiento a la extradición: fuente

El fundador de FTX, Sam Bankman-Fried, comparece ante un tribunal en EEUU tras su extradición
El fundador de FTX, Sam Bankman-Fried, comparece ante un tribunal en EEUU tras su extradición Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Jared Higgs, Jack Queen y Jasper Ward

NASÁU, 21 dic -El fundador de FTX, Sam Bankman-Fried, abandonó las Bahamas el miércoles en un avión con destino a Estados Unidos, según una persona familiarizada con el asunto y un testigo de Reuters que vio despegar la aeronave.

Bankman-Fried aceptó el miércoles en un tribunal de las Bahamas ser extraditado a Estados Unidos, donde se enfrenta a cargos de fraude.

Los fiscales federales de Manhattan acusaron la semana pasada al magnate de las criptodivisas, de 30 años, de robar miles de millones de dólares en activos de clientes de FTX para tapar las pérdidas de su fondo de cobertura, Alameda Research, en lo que el fiscal federal Damian Williams calificó de "uno de los mayores fraudes financieros de la historia de Estados Unidos".

Bankman-Fried abandonó el tribunal por la tarde rodeado de guardias con armas de asalto y entró en un vehículo, según Reuters Video.

Por la noche, una comitiva llegó al aeropuerto de Odyssey Aviation en Las Bahamas, según Reuters Video y un testigo de Reuters.

Una fuente familiarizada con el asunto dijo que Bankman-Fried se había embarcado en un avión en la terminal privada. Un testigo de Reuters dijo que el avión identificado como en el que viajaba Bankman-Fried había despegado.

Es probable que Bankman-Fried comparezca el jueves ante un tribunal federal estadounidense de Manhattan. En su comparecencia ante el tribunal, conocida como lectura de cargos, se espera que se le pida que se declare culpable. El juez estadounidense decidirá si le concede la libertad bajo fianza y, en caso afirmativo, en qué condiciones.

Se espera que sea procesado por los ocho cargos que se le imputan, entre ellos fraude electrónico, blanqueo de capitales y financiación de campañas electorales.

Bankman-Fried fue detenido la semana pasada en Bahamas, donde reside y tiene su sede FTX, a petición de Estados Unidos. En un principio dijo que se opondría a la extradición, pero Reuters y otros medios informaron durante el fin de semana que daría marcha atrás a esa decisión.

Bankman-Fried accedió a la extradición en parte por su "deseo de compensar a los clientes pertinentes", según una declaración jurada leída en el tribunal el miércoles y fechada el 20 de diciembre.

Vestido de traje, Bankman-Fried se acercó al estrado del tribunal, donde habló con claridad y firmeza mientras prestaba juramento.

"Sí, deseo renunciar a mi derecho a este procedimiento formal de extradición", dijo a la jueza Shaka Serville.

El abogado defensor de Bankman-Fried, Jerone Roberts, dijo que su cliente estaba "ansioso por irse".

La jueza dijo que estaba satisfecha de que se hubieran cumplido todos los requisitos legales para la extradición y que Bankman-Fried no había sido "forzado, coaccionado o amenazado" para tomar la decisión.

"Por lo tanto, lo ingreso formalmente en prisión preventiva mientras espera su extradición", dijo Serville.

La audiencia se aplazó tras las declaraciones.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de las Bahamas informó posteriormente en un comunicado que el ministro de Relaciones Exteriores había dado su visto bueno a la extradición de Bankman-Fried a Estados Unidos.

Durante la vista del miércoles, el abogado de Bankman-Fried solicitó que se siguiera la "regla de especialidad". Esta norma, que figura en el tratado de extradición de Bahamas con Estados Unidos, establece que una persona sólo puede ser juzgada por los cargos por los que es extraditada.

El abogado defensor de Bankman-Fried en Estados Unidos, Mark Cohen, no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios el miércoles.

Bankman-Fried ha reconocido fallos en la gestión de riesgos en FTX, pero ha dicho que no cree que tenga responsabilidad penal.

Bankman-Fried aprovechó el auge de las criptomonedas para hacerse multimillonario y convertirse en un influyente donante político estadounidense, antes de que la caída de FTX acabara con su riqueza y manchara su reputación. El colapso se debió a una oleada de retiros de clientes en medio de la preocupación por la mezcla de fondos con Alameda.

La bolsa, valorada en 32.000 millones de dólares, se declaró en quiebra el 11 de noviembre, y Bankman-Fried dimitió como presidente ejecutivo ese mismo día.

Desde entonces se encuentra detenido en el Departamento Correccional de las Bahamas en Nasáu, conocido como la prisión de Fox Hill. En un informe de 2021, el Departamento de Estado de Estados Unidos calificó de "duras" las condiciones del centro, citando el hacinamiento, la infestación de roedores y el hecho de que los presos utilizaran cubos como retretes.

Las autoridades locales afirman que las condiciones han mejorado desde entonces.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

MWC 2024: Microsoft abrirá el acceso a sus modelos de IA para que los países construyan sus propias economías de IA

Estos futuristas zapatos impresos en 3D se amoldan a tus pies y podrían llegar pronto al mercado

Fuera los teléfonos móviles de las escuelas italianas