China se enfrenta a problemas de suministro y a una caída de la demanda ante la oleada de COVID

China se enfrenta a problemas de suministro y a una caída de la demanda ante la oleada de COVID
China se enfrenta a problemas de suministro y a una caída de la demanda ante la oleada de COVID Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Casey Hall, Martin Quin Pollard y Joe Cash

SHANGHÁI/PEKÍN, 21 dic - A medida que la oleada masiva de infecciones por COVID-19 en China inicia su marcha por un país aproximadamente del tamaño de Europa, el efecto dominó en las empresas se acelera.

Desde su epicentro original en el norte, incluida la capital, Pekín, las infecciones por COVID-19 se están extendiendo por todo el país y los casos están afectando a la mano de obra en los nodos de fabricación, incluido el delta del río Yangtsé, cerca de Shanghái.

Las empresas minoristas y de servicios financieros se han visto muy afectadas por la escasez de personal, y las manufactureras no se quedan atrás, según una organización empresarial internacional que opera en China.

"Los sectores minorista y de cara al cliente están en serios apuros. Obviamente, tienen poco personal disponible para trabajar por enfermedad, así que muchos de nuestros grandes minoristas ni siquiera están abriendo sus puertas", declaró Noah Fraser, director general del Consejo Empresarial Canadá-China.

Con la interrupción de las pruebas masivas después de que China abandonara abruptamente su política de cero casos de COVID este mes, los datos oficiales ya no recogen de forma fiable el número de nuevos casos. Hasta el miércoles, el país sólo había notificado 5.241 muertes por COVID-19 desde que comenzó la pandemia.

Algunas estimaciones, sin embargo, predicen que la ola que actualmente azota el país podría infectar hasta al 60% de los 1.400 millones de habitantes de China.

"El recuento de casos está empezando a aumentar fuera de las grandes ciudades, lo que, por supuesto, significa que el virus se está desplazando, y vamos a ver más trastornos en el futuro", afirmó Fraser.

Incluso antes de que las infecciones por COVID-19 empezaran a afectar a las empresas chinas, la segunda mayor economía del mundo ya estaba deprimida por sus esfuerzos para acabar con las infecciones, ya que los estrictos controles de circulación y las constantes cuarentenas obstaculizaban el consumo y la producción.

En noviembre, la producción de las fábricas chinas y las ventas al por menor registraron sus peores resultados en seis meses, antes de que se levantara la mayoría de las restricciones a principios de diciembre.

Las ventas al por menor cayeron un 5,9% interanual en medio de una debilidad generalizada en el sector servicios, mientras que la producción de automóviles se desplomó un 9,9%, tras un aumento del 8,6% en octubre.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

OpenAI afirma que The New York Times "pirateó" ChatGPT para reunir pruebas de una demanda judicial

Famosos como Dolph Lundgren y Lindsay Lohan "reclutados sin saberlo" para una campaña de desinformación contra la presidenta de Moldavia

MWC 2024: Microsoft abrirá el acceso a sus modelos de IA para que los países construyan sus propias economías de IA