El Banco de Japón elevará sus previsiones sobre indicador clave de la inflación -fuentes

El objetivo de inflación del 2% del Banco de Japón podría ajustarse a un "rango"
El objetivo de inflación del 2% del Banco de Japón podría ajustarse a un "rango"   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2023
Por Reuters

Por Leika Kihara y Takahiko Wada

TOKIO, 5 ene – El Banco de Japón está dando más importancia a un indicador de inflación que excluye el coste de los carburantes, y es probable que eleve sus previsiones de crecimiento del índice en las previsiones trimestrales previstas para este mes, según tres fuentes familiarizadas con la línea de pensamiento del banco.

La mejora subrayaría la creciente convicción del banco central de que la robusta demanda interna permitirá a las empresas subir los precios y mantener la inflación de forma sostenible en torno a su objetivo del 2% en los próximos años.

Sin embargo, es poco probable que la revisión al alza desencadene por sí sola una subida inmediata de los tipos de interés, ya que muchos responsables del Banco de Japón consideran necesario analizar las negociaciones salariales anuales de primavera y las consecuencias de las subidas de los tipos de interés en Estados Unidos, según las fuentes.

“Las subidas de precios se están ampliando más de lo previsto inicialmente, una tendencia que podría continuar si los salarios aumentan lo suficiente”, dijo una de las fuentes.

“Si se excluyen factores puntuales como los subsidios públicos, la tendencia de la inflación parece estar cobrando impulso”, afirmó otra de las fuentes, coincidiendo con la tercera.

El Banco de Japón ha utilizado tradicionalmente la inflación subyacente al consumo, que excluye el efecto de los alimentos frescos pero incluye los costes energéticos, como indicador clave para elaborar previsiones y orientar la política monetaria.

Pero en abril también empezó a publicar previsiones para una inflación subyacente básica, que elimina el efecto de los alimentos frescos y los costes energéticos, para comprender mejor la tendencia general de los precios impulsada por la demanda interna.

Con los subsidios gubernamentales a los combustibles y las subidas programadas de las facturas eléctricas enturbiando las perspectivas de precios de este año, el Banco de Japón se centra ahora más en el índice básico para determinar si Japón puede lograr subidas de precios sostenidas, dijeron las fuentes.

En las nuevas proyecciones trimestrales previstas para este mes, el Banco de Japón probablemente elevará sus previsiones de inflación subyacente básica para el año fiscal en curso, que finaliza en marzo, y para el año fiscal 2023.

También podría elevar ligeramente la previsión para el año fiscal 2024, dependiendo de cómo vea el Consejo las perspectivas de crecimiento de los salarios, dijeron las fuentes.