Precios al consumidor EEUU caen en diciembre; solicitudes semanales de desempleo bajan

Precios al consumidor EEUU caen en diciembre; solicitudes semanales de desempleo bajan
Precios al consumidor EEUU caen en diciembre; solicitudes semanales de desempleo bajan   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2023
Por Reuters

WASHINGTON, 12 ene – Los precios al consumidor de Estados Unidos cayeron inesperadamente por primera vez en más de dos años y medio en diciembre, en medio de una baja de los valores de la gasolina y otros bienes, lo que sugiere que la inflación ahora está en una tendencia descendente sostenida.

El índice de precios al consumidor bajó un 0,1% el mes pasado después de haber subido un 0,1% en noviembre, dijo el jueves el Departamento de Trabajo. Esa fue la primera caída en el IPC desde mayo de 2020, cuando la economía se tambaleaba por la primera ola de infecciones de COVID-19.

Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que el IPC se mantendría sin cambios.

En los 12 meses hasta diciembre, el IPC aumentó un 6,5%. Ese fue el menor incremento desde octubre de 2021 y siguió a un avance del 7,1% en noviembre. El IPC anual alcanzó un máximo del 9,1% en junio, que fue el mayor avance desde noviembre de 1981. La inflación se mantiene muy por sobre el objetivo del 2% de la Reserva Federal.

Las presiones sobre los precios están disminuyendo a medida que el ciclo de endurecimiento de la política monetaria más rápido del banco central estadounidense desde la década de 1980 frena la demanda y se alivian los cuellos de botella en las cadenas de suministro.

Los precios de la gasolina se derrumbaron un 12,5% en diciembre, según datos de la gubernamental Administración de Información de Energía.

Los precios de los automóviles y camiones usados también están disminuyendo a medida que mejora la oferta de vehículos de motor. La disminución de la demanda ha dejado a los minoristas con un exceso de mercancía, obligándolos a ofrecer descuentos en productos como ropa y muebles.

Excluyendo los componentes volátiles de alimentos y energía, el IPC subió un 0,3% el mes pasado después de ganar un 0,2% en noviembre. En los 12 meses hasta diciembre, el llamado IPC subyacente se aceleró un 5,7% luego de avanzar 6,0% en noviembre.

Un informe separado del Departamento de Trabajo del jueves mostró que las solicitudes iniciales de beneficios estatales por desempleo descendieron en 1.000 a 205.000 a un ritmo desestacionalizado para la semana que finalizó el 7 de enero. Los economistas esperaban 215.000 solicitudes para la última semana.

Parte de la sorpresiva caída en los pedidos refleja los desafíos para ajustar los datos a las fluctuaciones estacionales a principios de año.

Sin embargo, las solicitudes se han mantenido bajas a pesar de los despidos de alto perfil en la industria de la tecnología, así como los recortes de empleos en sectores sensibles a las tasas de interés, como las finanzas y la vivienda.

El informe de solicitudes también mostró que la cantidad de personas que reciben beneficios después de una semana inicial de ayuda, un indicador indirecto de la contratación, se redujo en 63.000 a 1,634 millones en la semana que finalizó el 31 de diciembre.