EEUU alcanza el techo de la deuda en medio de enfrentamiento entre republicanos y demócratas

EEUU alcanza el techo de la deuda en medio de enfrentamiento entre republicanos y demócratas
EEUU alcanza el techo de la deuda en medio de enfrentamiento entre republicanos y demócratas   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2023
Por Reuters

Por David Morgan y David Lawder

WASHINGTON, 19 ene – El Gobierno de Estados Unidos alcanzó su límite de endeudamiento de 31,4 billones de dólares el jueves, en medio de un enfrentamiento entre la Cámara de Representantes controlada por los republicanos y los demócratas del presidente Joe Biden que podría conducir a una crisis fiscal en unos pocos meses.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, informó a los líderes del Congreso, incluido el presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, que su departamento había comenzado a utilizar medidas extraordinarias de gestión de efectivo que podrían evitar el incumplimiento hasta el 5 de junio.

Los republicanos, con una mayoría recién ganada en la Cámara, pretenden usar el tiempo hasta que se agoten las maniobras de emergencia del Tesoro para exigir recortes de gastos de Biden y el Senado liderado por los demócratas.

Yellen advirtió que la fecha de junio estaba sujeta a una “incertidumbre considerable” debido al desafío de pronosticar los pagos y los ingresos del Gobierno con meses de anticipación. “Insto respetuosamente al Congreso a que actúe con prontitud para proteger la plena fe y el crédito de Estados Unidos”, dijo Yellen a los líderes del Congreso en una carta el jueves.

Pero no había señales de que los republicanos o los demócratas de Biden estuvieran dispuestos a ceder.

Los republicanos están siguiendo un plan de “priorización de la deuda” que buscaría evitar el incumplimiento instando al Tesoro a priorizar los pagos de la deuda, y posiblemente otras prioridades como la Seguridad Social y Medicare, en caso de que se supere el límite durante las negociaciones. Los republicanos esperan completar la legislación para fines de marzo.

La perspectiva de la política arriesgada ha suscitado preocupaciones en Washington y en Wall Street acerca de una dura lucha por el techo de la deuda este año que podría ser al menos tan perturbadora como la prolongada batalla de 2011, que provocó una rebaja de la calificación crediticia de Estados Unidos y años de recortes de gastos domésticos y militares.

“No vamos a dejar de pagar la deuda. Tenemos la capacidad de gestionar el servicio y el pago de nuestros intereses. Pero tampoco deberíamos aumentar ciegamente el techo de la deuda”, dijo a Reuters el representante Chip Roy, un destacado conservador.

Roy descartó las preocupaciones sobre la inestabilidad de los mercados y el riesgo de una recesión.

“Eso es lo que dicen cada vez. Es como un reloj”, dijo Roy en una entrevista. “Ya nos dirigimos hacia una recesión. La pregunta es cómo será, a menos que la combinación de política monetaria y política fiscal nos salve de nuestra estupidez de haber gastado tanto dinero”.