EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Alza de demanda petrolera china podría empujar a los productores a reconsiderar la producción: AIE

INDIA-ENERGIA-AIE:Alza de demanda petrolera china podría empujar a los productores a reconsiderar la producción: AIE
INDIA-ENERGIA-AIE:Alza de demanda petrolera china podría empujar a los productores a reconsiderar la producción: AIE Derechos de autor Thomson Reuters 2023
Derechos de autor Thomson Reuters 2023
Por Reuters
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Mohi Narayan y Shariq Khan

BENGALURU, India, 5 feb - Los productores de crudo podrían tener que reconsiderar sus políticas de bombeo tras la recuperación de la demanda en China, el segundo mayor consumidor de petróleo del mundo, afirmó el domingo el director ejecutivo de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), Fatih Birol.

China, el mayor importador mundial de crudo y el segundo comprador de gas natural licuado, se ha convertido en el mayor factor de incertidumbre en los mercados mundiales de petróleo y gas en 2023, ya que los inversores tienen dudas sobre su velocidad de recuperación tras el fin de las restricciones por el COVID en diciembre.

"Esperamos que cerca de la mitad del crecimiento de la demanda mundial de petróleo este año proceda de China", dijo Birol a Reuters en los márgenes de la conferencia India Energy Week. Asimismo, añadió que la demanda china de combustible para aviones se está disparando, lo que ejerce una presión al alza sobre la demanda.

"Si la demanda aumenta con fuerza, si la economía china se recupera, entonces será necesario, en mi opinión, que los países de la OPEP+ revisen sus políticas (de producción)", dijo Birol.

El grupo productor de la OPEP+ molestó a Estados Unidos y a otros países occidentales en octubre cuando decidió recortar la producción en 2 millones de barriles diarios desde noviembre hasta 2023, en lugar de bombear más para reducir los precios del combustible y ayudar a la economía mundial, como aconsejaba Washington.

Birol dijo que espera que una situación así no se repita y expresó su deseo de que la OPEP+ -que incluye a miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y aliados como Rusia- vuelva a desempeñar un papel constructivo en el mercado a medida que mejore la demanda.

En una reunión celebrada el miércoles, la OPEP+ renovó la actual política de producción del grupo, manteniendo los recortes acordados el año pasado.

Por otra parte, Birol señaló que los precios máximos del petróleo ruso probablemente redujeron los ingresos de Moscú por exportaciones de petróleo y gas en casi un 30% en enero, unos 8.000 millones de dólares, en comparación con el año anterior.

Los países del G7, la Comisión Europea y Australia aprobaron esta semana una top de 100 dólares por barril para el gasóleo y de 45 dólares por barril para productos rebajados, como el fuelóil, a partir del 5 de febrero.

Esta medida sigue a otra similar que aplicaron el 5 de diciembre y que prohíbe los seguros, la financiación y el corretaje de crudo ruso transportado por vía marítima, a menos que se venda por debajo de un tope de precio de 60 dólares.

Birol señaló que los mercados de combustibles podrían tener dificultades a corto plazo, a medida que las rutas comerciales mundiales se "reorganicen" para dar cabida a una Europa que recurre más a las importaciones de China, India, Oriente Medio y Estados Unidos. Esto podría obligar a otros mercados, como el latinoamericano, a buscar salidas alternativas.

Europa decidió poner fin a las importaciones de combustible refinado ruso a partir del domingo.

Birol afirmó, sin embargo, que el equilibrio del mercado de combustibles podría mejorar a partir del segundo semestre, a medida que se vaya añadiendo más capacidad de refino a nivel mundial.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El auge de la IA propulsa a Nvidia como la empresa más valiosa del mundo

La UE confía en que las investigaciones sobre la ASD se cierren en unos meses

La OTAN inicia su inversión de 1.000 millones de euros en tecnología de defensa basada en inteligencia artificial, espacio y robótica